Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ

Linares renace con fuerza y picaresca

Kaspárov y todas las jóvenes estrellas se miden a partir de mañana en la ciudad andaluza

, Tras la escandalosa cancelación del año pasado, el Wimbledon del ajedrez renace con sus clásicas virtudes: casi todos los mejores jugadores del mundo, garantías de combatividad y raigambre popular. Pero también con los defectos de antaño, que ahora cantan más: imagen rancia, de la España cutre, y burda ocultación de problemas bajo la alfombra. La XIV edición del Ciudad de Linares se inaugura hoy (mañana se disputa la primera ronda) con la presencia de Gari Kaspárov y todas las jóvenes estrellas. A 26 kilómetros y al mismo tiempo (del 7 al 21), Úbeda organiza otro torneo de gran interés.El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, fue el más atinado -"Linares nos prestigia a todos los españoles"- en el acto de presentación, que se celebró hace dos semanas en el Consejo Superior de Deportes con la presencia de su director general, Santiago Fisas, numerosas autoridades y un linarense ilustre, Raphael, acompañado de su esposa, Natalia Figueroa.

Poco antes se había proyectado un vídeo sobre la ciudad, mucho más famosa mundialmente por sus torneos de ajedrez que por la muerte de Manolete. También se aclaró que los jugadores cobrarán honorarios superiores a los normales para compensarles por la cancelación de 1996. Hasta ahí, todo muy bien excepto pequeños fallos, especialmente chirriantes en una ciudad que vive el ajedrez con pasión futbolera: el nombre de varios participantes aparecía mal escrito en el vídeo y en el programa de mano, como cada año. Hay chapucillas más graves: el bielorruso Borís Gélfand recibió su contrato en español, idioma que no conoce.

Pero la guinda la puso el alcalde, Juan Lillo, al desviarse alegremente de la cruda realidad. Primero aseguró: "Todos los participantes invitados han confirmado su asistencia". Anatoli Kárpov, desmoralizado tras su último puesto en el torneo de Gran Canaria, dijo a EL PAÍS desde Tula (Rusia) que no jugará en Linares y sí en Dos Hermanas (del 31 de marzo al 13 de abril); el ucranio Vasili Ivanchuk, penúltimo en Las Palmas, tras cancelar su compromiso con Wijk aan Zee (Holanda), decidió jugar en Linares cinco días después de la presentación.

Lillo fue aún más contundente al explicar por qué no juega Miguel Illescas: "Porque él no quiere". Desde Wijk aan Zee, donde tiene una discreta actuación (8º de 14 a falta de dos rondas), Illescas dio una versión opuesta a este diario: "Jugaré en Úbeda porque no he recibido ninguna invitación, oral o escrita, desde el Ayuntamiento de Linares, que tampoco responde a mis cartas para arreglar amistosamente el perjuicio que me causó con la cancelación del año pasado. He puesto el asunto en manos de mi abogado".

Preguntado por el origen de los 70 millones de pesetas del presupuesto, el alcalde dio a entender que, 20 días antes de la inauguración, no tenía nada claro el patrocinio: "Siempre con la misma historia. No entiendo esa preocupación morbosa por saber quién paga. En su momento se sabrá". Ese momento llegó el pasado sábado, cuando Lillo enumeró una lista de patrocinadores que engloba a organismos públios y empresas privadas. El oscurantismo sorprende porque el torneo tiene garantizado un eco enorme en los cinco continentes.

En realiad, el alcalde no necesita apostar tanto por Kárpov para demostrar la gran categoría del torneo, que será el mejor del año de todas formas. La distancia entre Kaspárov y las jóvenes estrellas -principalmente el indio Viswanathan Anand, el ruso VIadírnir Krámnik y el búlgaro Véselin Topálov -son cada vez más cortas. El español Alexéi Shírov, que llegó a ser el tercero del mundo hace unos años, ha superado ya la crisis debida al cambio simultáneo de nacionalidad, residencia (Tarragona) y estado civil, además de su nueva condición de padre; tras su buena actuación en la Olimpiada de ajedrez (Armenia), Linares puede marcar su regreso a la cima.

Ivanchuk, Gélfand, Michael Adams (Reino Unido) Judit Polgar (Hungría) son tan temibles como irregulares. La nómina se completa con tres jugadores correosos: Predrag Níkolic (Bosnia), Alexéi Dréiev (Rusia) y Jeroem Piket (Holanda). Es improbable que se vea falta de combatividad, como hace un mes y medio en Gran Canaria, donde había seis participantes; en Linares hay 12, y la mitad ansía desbancar a los astros. El aburrimiento es así imposible: si alguien no tiene bastante con Linares puede ir y volver desde el viernes a Úbeda, a 26 kilómetros, donde verá a otras 12 estrellas del tablero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de febrero de 1997