Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid no se pronuncia sobre la sanción a Ochaíta

El Real Madrid no quiso pronunciarse ayer sobre la sanción impuesta por la Comisión Antiviolencia al líder del grupo Ultra Sur, José Luis Ochaíta. Un portavoz oficial del club declaró a EL PAÍS: "Hasta que la sanción no sea firme, nadie se pronunciará". Lorenzo Sanz supo el miércoles en Valladolid y a través de este diario que Ochaíta había sido castigado con una multa de 500.000 pesetas y con la prohibición de acceder a los estadios durante dos años tras habérsele Incautado un tirador de hierro con tres tuercas en el partido del Madrid contra el Athletic. "No sabía nada", dijo Sanz.La sanción a Ochaíta todavía no ha entrado en vigor. Una vez que la Comisión Antiviolencia ha trasladado la propuesta de sanción a la Delegación del Gobierno de Madrid, será esta quien imponga formalmente el castigo. Previamente llamará al líder de Ultra Sur para escuchar su versión de los hechos.

Un miembro de Antiviolencia señaló ayer que podría pasar "al menos un mes" hasta que Ochaíta fuera privado de la posibilidad de ir a los estadios. "Esperamos la máxima colaboración del Madrid en este sentido", dijo el portavoz. A principio de la temporada y tras consulta a la asesoría jurídica del Ministerio de Interior, Antiviolencia envió una notificación oficial a los clubes en la que les recordaba la necesidad de que fueran lo más eficaces posible en el cumplimiento de las sanciones.

El Madrid, según explicó Juan Antonio Samper, abogado del club, dispone de una Comisión de Disciplina Social para estudiar las posibles sanciones a sus socios. José Luis Ochaíta es socio del Madrid y además compromisario en la asamblea desde el pasado mes de junio. El órgano disciplinario madridista está integrado por siete miembros de la masa social y presidido por Julián del Moral Guijarro. Esta comisión puede actuar de oficio. No se conocen sanciones a socios violentos del club. El año pasado retiraron 75 carnés por uso indebido y sólo se abrió un expediente por falta grave.

Antonio Martínez Laredo, ex presidente del Burgos y socio del Madrid, perdió temporalmente su condición de asociado tras intentar agredir a un árbitro durante un partido del equipo burgalés contra el Barcelona.

El líder de los Ultra Sur participa activamente en la vida social del Madrid. Su presencia, tanto en las oficinas del club como en los desplazamientos del equipo, es habitual. El cumplimiento de la sanción le impedirá desarrollar esta actividad. El miembro de Ultra Sur ya fue sancionado durante un año tras habérsele incautado un aerosol y un estilete en un partido de baloncesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 1997