Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botín nombra a Luzón consejero del Banco Santander y adjunto a la presidencia

El ex presidente de Argentaria, Francisco Luzón, es, desde ayer, nuevo director general adjunto al presidente del Banco Santander. A este nombramiento, propuesto por el propio Emilio Botín, se le une el de consejero, algo que debe ser ratificado en el próximo consejo de administración. Luzón será el encargado de de las áreas de Estrategia, Comunicación y Relaciones Institucionales. Con este nombramiento, el grupo Santander conforma una fuerte línea de números dos: Ana Patricia Botín, los hermanos Matías y Juan Rodríguez Inciarte, Alfredo Sáenz y Francisco Luzón.

Tan sólo seis meses ha calentado Francisco Luzón el banquillo de los suplentes de la gran banca española. El pasado 16 de mayo, el Gobierno del Partido Popular iniciaba los relevos en las empresas públicas colocando a Francisco González en el sillón presidencial de Argentaria.Ayer, el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, proponía a su comisión ejecutiva reincorporar a Luzón al día a día. Y para ello, creaba un nuevo puesto, director general adjunto a la presidencia con responsabilidad en las áreas de Estrategia, Comunicación y Relaciones Institucionales. Además, Francisco Luzón se incorporará al consejo de administración de la entidad. Con ello, pasarán a ser 21 sus miembros.

Comunicado interno

El portavoz oficial del banco negó hace un mes a este periódico que la entidad estuviera negociando el fichaje de Luzón para incorporarse a -un cargo alto (entonces se hablaba de consejero-delegado). El banco no quería que transcendieran dichos contactos por el malestar que podría originar en el seno de su cúpula. De hecho, en la nota interna que ayer distribuyó el banco se daba cuenta de que los principales altos cargos continuaban con sus funciones. En concreto se refería a los hermanos Rodríguez Inciarte (Matías como vicepresidente y Juan como director general responsable de internacional) y a Ana Patricia Botín como directora general de banca de inversiones.Ese párrafo fue suprimido en el escrito difundido a la prensa, que se limita a comunicar el nombramiento y sus funciones, que, por cierto, al único que liman atribuciones en comunicación corporativa es a Federico Ysart, cuyo nombre ha sonado para pasar a ocupar alguna responsabilidad en Latinoamérica.Con el nombramiento de Luzón, Botín conforma una línea de cinco ejecutivos de primer nivel, ya que a los hermanos Rodríguez Inciarte y Ana Patricia Botín habría que añadir al presidente de Banesto, Alfredo Sáenz, un hombre con peso específico en el grupo cántabro. Los cinco están presentes tanto en la comisión ejecutiva como en el consejo, aunque fuentes financieras señalan que el verdadero puesto de Francisco Luzón será, con el paso del tiempo, el de consejero-delegado, un lugar que está vacante desde que lo abandonara Rodrigo Echenique. En una de las funciones que asume Luzón, la de Estrategia, puede englobarse también Banesto en una concepción de grupo. Luzón y Sáenz, junto a Ángel Corcóstegui (BCH), fueron delfines de Pedro Toledo en el antiguo Banco Vizcaya.Francisco Luzón, natural de Cañavate (Cuenca), tiene 48 años y podría definirse como el arquetipo del banquero de carrera. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao, trabajó como director de Planificación y Control de Gestión en el antiguo Banco Vizcaya.

Tras el fallecimiento de Pedro Toledo, el entonces ministro de Economía Carlos Solchaga le ofreció, en 1988, la presidencia del Banco Exterior de España en sustitución de Miguel Boyer, a pesar de que su nombre no figuraba entre los más firmes candidatos al puesto. El encargo de Solchaga, otro hombre que trabajó en el Vizcaya, era claro: crear un gran grupo de banca pública -Caja Postal, Exterior, Hipotecario, Crédito Local y Crédito Industrial- y, más tarde, sacarlo al mercado.Ocho años después, Luzón abandonó Argentaria con. su proyecto sin terminar, aunque con varios pasos dados: integrar la banca pública y lanzar al mercado tres ofertas públicas de ventas de acciones. Argentaria, que tiene en manos del Estado el 24,9% de las acciones, cuenta en la actualidad con 650.000 accionistas y rinde unos beneficios anuales de casi 75.000 millones de pesetas. En estos momentos, su sucesor, Francisco González, está preparando el grupo para terminar de ponerlo en el mercado.Después de salir de Argentaria, Francisco Luzón fue designado -a propuesta del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato- consejero de Trasmediterránea y Empresa Nacinal de Autopistas (ENA), cargos que probablemente abandonará. Además, aceptó la presidencia del Consejo Social de la Universidad de Castilla-La Mancha.

[Ayer, Francisco Luzón manifestó en Albacete que su nombramiento en el Banco Santander no es incompatible con la presidencia de esta institución académica. "El nuevo puesto me permite regresar al mundo bancario, lo que no sé si ayudará más a la Universidad. Pero en absoluto será un inconveniente para el desarrollo de las funciones que desempeño en el Consejo Social de la Universidad de mi región", señaló Francisco Luzón, según informa Europa Press].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de noviembre de 1996

Más información

  • El ex presidente de Argentaria se encargará de la estrategia y las relaciones institucionales