Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorprendidos dos sospechosos cuando merodeaban por el domicilio del juez Dívar

Dos individuos que viajaban en un vehículo cuya placa de matrícula correspondía al del coche bomba utilizado por ETA en el atentado de Vallecas el 11 de diciembre de 1995 fueron sorprendidos el pasado martes merodeando por la casa del juez de la Audiencia Nacional Carlos Dívar. Este hecho ha despertado de nuevo el temor en medios policiales a que el comando Madrid de ETA pudiera estar gestando un nuevo atentado. El pasado mes de mayo la policía ya detectó un vehículo sospechoso y barajó la hipótesis de que pudiera tratarse de un coche de vigilancia de ETA.

El pasado martes, dos individuos descendieron de un Fiat Uno y se dirigieron hacia el domicilio del juez, instante en el que un guardia civil del servicio de seguridad del magistrado les preguntó sobre el lugar al que se dirigían. En ese momento, al parecer, uno de los interpelados esgrimió un arma y los dos sospechosos se dieron a la fuga. La matrícula del vehículo no correspondía con el modelo citado sino que pertenecía a un coche robado que ETA utilizó en el atentado con coche bomba de Vallecas el pasado 11 de diciembre, en el que perdieron la vida seis trabajadores civiles de la Armada.Fuentes policiales consultadas anoche por este periódico calificaron el incidente de confuso y afirmaron que no podían corroborar la existencia del arma. Asimismo explicaron que no había ninguna certeza ni respecto a la identidad de los sospechosos ni en relación a su intencionalidad. Sin embargo, Abc, en su edición de hoy, atribuye a los sospechosos la pertenencia al comando Madrid de la banda terrorista ETA, que habría intentado asesinar el pasado martes al juez de la Audiencia Nacional.

Carlos Dívar no había comunicado el incidente ni al presidente de la Audiencia Nacional, Clemente Auger, ni a su propia familia con el fin de no provocar una falsa alarma. Varios mandos militares habitan en el mismo edificio que el magistrado. Fuentes de Interior informaron que el pasado mes de mayo la policía detectó un coche sospechoso rondando el domicilio del juez, por lo que barajaron la hipótesis de que pudiera tratarse de miembros del comando Madrid. En aquella ocasión, y según explicó posteriormente el propio juez, un coche había aparcado junto al del magistrado por lo que el agente de seguridad procedió a anotarle la matrícula, momento en que el vehículo sospechoso se dio a la fuga. Después, el agente de seguridad identificó a dos etarras como los ocupantes del vehículo, hipótesis que se desbarató al conocerse que acababan de ser detenidos en Francia.

Según fuentes de la lucha antiterrorista consultadas anoche por Europa Press, uno de los sospechosos que se encontraba el pasado martes en las inmediaciones del domicilio del magistrado podría ser Jon Bienzobas Arreche, alias Karaka. Las mismas fuentes no descartaban que su acompañante fuese Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi, aunque lo consideraban poco probable. Karaka fue identificado, según testigos presenciales, como el terrorista que el pasado 14 de febrero asesinó al ex presidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente en su despacho de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de noviembre de 1996

Más información

  • La policía baraja la hipótesis de dos terroristas de ETA