Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL OCTAVA JORNADA DE LIGA

Lopera prohíbe las cámaras de Canal Sur y las manda a la azotea

Las cámaras de Canal Sur, la televisión autonómica andaluza, se vieron obligadas ayer a filmar el partido del Betis desde la azotea de un edificio aledaño a Villamarín. Manuel Ruiz de Lopera, presidente del club bético, prohibió la entrada de las cámaras como represalia a Canal Sur por no autorizar la ruptura del contrato en vigor del fútbol televisado, en poder de la FORTA y de Canal +. "¡Puta Canal Sur!", gritaron durante el partido los integrantes de la peña bética El Chupe, que ocupan la zona del Gol Sur. La aprobación de la ruptura requiere la unanimidad de las televisiones autonómicas."Esta mañana [por ayer] nos hemos presentado en el campo del Betis para instalar las cámaras, pero no nos ha abierto. las puertas. Un notario ha levantado acta de los hechos", informaron fuentes de Canal Sur. "Ante esta situación", añadieron, "decidimos instalar los equipos en la azotea del edificio (el presidente de la comunidad de vecinos es aficionado y accionista del Betis) desde la que se contempla el terreno de juego. Las imágenes captadas han permitido la transmisión en directo del partido por la radio autonómica, a la que Lopera también ha prohibido el acceso al campo.

Canal Sur, además, ha facilitado las imágenes a la FORTA por si las necesitaba. La FORTA, de todos modos, ya había notificado a las televisiones autonómicas que TV-3 se encargaría con sus unidades de filmar el partido y utilizar el enlace de la agencia Efe en Sevilla para facilitar las imágenes.

La FORTA, a la que pertenecen las imágenes, ha autorizado la presencia en el campo a las cámaras de Tele 5, cadena a la que una sentencia judicial permite filmar partidos sin pagar una sola peseta, así como las de Antena 3. Canal +, con derechos sobre las imágenes por el contrato en vigor, no tuvo problemas para realizar su trabajo.

La FORTA incluso autorizó la entrada a una cadena japonesa de televisión. Esta presencia hizo temer a los guardas de seguridad del Betis que sirviese para después proporcionar las imágenes a Canal Sur. La cadena autonómica andaluza, según informaron, se reunirá esta semana para estudiar la situación: "Consideramos que el Betis ha vulnerado un contrato en vigor y no cabe otra decisión que denunciarlo".

El próximo conflicto está ya organizado. El Sevilla no quiere jugar el miércoles en su campo con el Barça, a pesar de que Canal + ha elegido el partido para su transmisión, porque hoy, forzado por Antena 3, juega en Gijón ante el Sporting. La Liga ha notificado que el partido se disputará el miércoles. Si Canal + no ofrece el partido, el Sevilla será penalizado con 80 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de octubre de 1996