Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jugadores de la Liga inglesa tendrán controles de alcoholemia

Los jugadores de la Liga inglesa serán sometidos a pruebas de alcoholemia después de los entrenamientos y los partidos. Los controles se harán al azar, según informó ayer la Asociación de Fútbol. "Si un jugador está tomando lo suficiente como para dar positivo en una prueba, entonces indicaría un serio problema de alcoholismo", manifestó Steve Double, portavoz de la asociación.La medida ha sido aprobada después del efecto provocado por la confesión de Tony Admas, capitán del Arsenal y la selección inglesa, que ha admitido públicamente su adicción al alcohol y su ingreso en Alcohólicos Anónimos para superar su dependencia.

Fútbol y alcoholismo han estado estrechamente unidos en Inglaterra desde que el juego tomó carta de naturaleza como fenómeno social. La historia de Adams es la última conocida en una larga serie de descalabros que han mediatizado las vidas y las carreras deportivas de numerosos futbolista s, algunos de ellos estrellas del calibre de George Best, Jimmy Greaves, Stan Bowles y Paul Merson.

Adams ha comentado que su borrascosa relación con el alcohol se reanudó después de la decepción que sufrió con la eliminación de la selección inglesa en las semifinales de la Eurocopa. Pero su dependencia había comenzado mucho antes. En 1990 fue condenado a cuatro meses de prisión después de sufrir un aparatoso accidente de tráfico. En el control de alcoholemia dio tres veces por encima del nivel permitido de alcohol en la sangre. Su problema ha sido paralelo a los de su mujer, Jane, que intenta recuperarse de su adicción a la cocaína.

La confesión de Adams

La sensibilidad hacia los problemas adictivos de los jugadores se ha extendido en el fútbol inglés tras los graves problemas que relató Paul Merson, centrocampista del Arsenal e internacional inglés. Merson admitió el pasado año su dependencia al alcohol, la cocaína y el juego. "La adicción ha arruinado mi vida y la de mi familia", declaró. Su caso provocó la compasión de la sociedad inglesa. Merson ingresó en Alcohólicos Anónimos y semanas más tarde volvió a jugar en la Premier League. El consejo de Merson ha sido decisivo en la confesión de Adams. "No voy a mentir nunca más. Me siento mucho mejor ahora. Merson ha sido una ayuda fantástica", ha dicho Adams.Al menos cinco futbolistas del Arsenal Adams, Merson, Parlour, Winterburn y Bould- han tenido problemas disciplinarios a causa de sus problemas con la bebida. Pero las consecuencias se extienden a todo el fútbol inglés, donde el alcohol corre de lo lindo después de los partidos. Bobby Robson, entrenador del Barcelona y ex entrenador del Oporto, explicaba las diferencias entre su experiencia en Portugal e Inglaterra. "En Portugal no beben por, principio. Allí no hay jugadores que beben doce pintas de cerveza tras los partidos, como en Inglaterra. Ellos van a casa, con sus familias y se cuidan como deportistas responsables".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 1996