Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Desencanto

Los mercados financieros apostaban ayer por la repetición de los tipos de interés en Alemania deshaciendo posiciones en los mercados de deuda y dejando que las bolsas sufrieran las consecuencias. Los inversores han visto en la decisión de la Reserva Federal de mantener sus tipos de interés un ejemplo para el banco central alemán, aún más conservador que el estadounidense en sus medidas. Al final, el razonamiento es muy sencillo y alude a lo innecesario de los cambios cuando todo va relativamente bien. Ni siquiera la opción política de recortar los tipos para dar un respiro al resto de los países europeos, principalmente a Francia, parece contar con posibilidades a última hora, aunque la decisión final llegará esta mañana.La Bolsa de Madrid, con una contratación muy baja que denota el desinterés de los inversores, no pudo sustraerse a la corriente general y lo único positivo que consiguió fue mantener su índice por encima del soporte del 352%, el último argumento que le queda a este mercado. El índice general perdió un 0,53% y el Ibex 35 el 0,61%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de agosto de 1996