JUEGOS OLÍMPICOS DE ATLANTA

Sergei Bubka, otros Juegos en blanco

El ucranio, lesionado en el tobillo, ni siquiera cogió la pértiga

Sergei Bubka (Ucrania, 32 años) tampoco será campeón olímpico en Atlanta 96. Falló en la final de Barcelona 92, lo que le permitió a García Chico, ahora también eliminado como Arcos y Concepción, ganar la medalla de bronce. Bubka esta vez ni siquiera saltó: "Es un mal sueño. Este año he tenido dos lesiones, y ayer, en el calentamiento, vi que no podía correr. Está visto que los Juegos Olímpicos no están hechos para mí", declaró.Bubka, que ha ganado los cinco Campeonatos del Mundo disputados hasta la fecha, sólo tiene, en cambio, un título olímpico. No participó en Los Angeles 84 por el boicoteo de su país, la URSS por aquel entonces, ganó en Seúl 88, quedó último en Barcelona 92 al no realizar ningún salto válido y en Atlanta 96 ni siquiera llegó a saltar durante la calificación.

Más información

Minutos después de abandonar la pista, Bubka ofreció un pormenorizado relato de sus desventuras en estos dos últimos meses: "Tuve una primera lesión en junio, descansé dos semanas y el día 28 pude competir en París sin problemas. Para la técnica es bueno entrenarse sin pértiga. La prueba es que allí salté 6,00 metros. Después volvieron las molestias y se me inflamó el talón de Aquiles. Estuve con un tratamiento y el 12 de julio, en un entrenamiento, recaí. Fui a un médico a Zúrich y me dijo que podría seguir compitiendo, aunque me advirtió del riesgo de que si forzaba demasiado mi tendón se podía romper".Bubka llegó a Atlanta el 19 de julio: "En el primer entrenamiento me di cuenta de que iba a tener problemas. Decidí dejar la pértiga unos días, como había hecho cuando me lesioné por primera vez. Estuve con un tratamiento a base de cortisona, inyectándome en otras zonas para ver si mejoraba. El día 25 cogí de nuevo la pértiga para realizar cuatro saltos. Con una muy ligera me sentí fantástico y luego cogí otra para hacer un intento sobre 6,30. Realicé un buen intento, pero sentí dolor. Iba a ser imposible competir. Pese a ello, 20 horas antes de la competición me pusieron otra inyección para ver si hacía un efecto inmediato. No hubo nada que hacer, porque en el calentamiento no me sentía bien. Era inútil intentarlo, porque hasta corría de manera diferente. Sabía que el tendón se podía romper". Bubka ha realizado este año seis competiciones, siempre por encima de los 5,70 metros que hubiera tenido que saltar ayer.

No fue el único damnificado. Okker Brits (Suráfrica, 22 años), el otro hombre que ha saltado más de seis metros, tanto el año pasado como éste, también falló. Éste sí saltó, pero sin realizar ningún intento válido sobre 5,60 metros, lo que le dejó sin ninguna opción. "No tengo excusas", manifestó el saltador entre sollozos.

La calificación para la final se obtuvo sobre 5,70 metros, altura que entre los españoles sólo tuvo opción de intentar Arcos. Tanto Concepción como García Chico habían fallado con el listón más bajo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción