Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SILVIA IRIONDOCANTANTE

"La gente de Madrid te dice de entrada lo que es"

Silvia Iriondo ha llegado a Madrid con el mapa musical argentino debajo del brazo. Mañana lo desplegará en un restaurante argentino de Chueca, el barrio que tanto le recuerda a su querido San Telmo de Buenos Aires, la ciudad don de nació hace 40 años. Esta es la segunda gira española de Iriondo, cuyos abuelos emigraron a Argentina desde el País Vasco. Ha hereda do la voz de su abuela y su madre, que ya cantaban en la coral Lagun Onak y con ella hace un recorrido por los ritmos populares de Argentina. Comienza en el altiplano, donde se canta la baguala, el canto más puro del país, con el que los aborígenes collas se comunican de montaña a montaña las bodas, nacimientos o la marcha de la cosecha. Sigue su camino musical hacia el sur con las alegres cuecas y la chacharera. Y termina en la llanura con la milonga, el género consagrado por Ata hualpa Yupanqui. Pregunta. ¿Hay interés en Argentina por toda esta música?

Respuesta. Hay una vuelta al origen de nuestras tradiciones, pero el mercado mira a otro estilo de música. Evitar que todo el panorama musical se reduzca a cantar blues en inglés es una lucha importante para argentinos y españoles, que tienen una riqueza de ritmos impresionante para mostrar al mundo.

P. ¿Espera más público español o argentino?

R. Vienen muchos argentinos y muchos españoles. Para un argentino instalado en Madrid es como volver a su país y hacer un viaje que rescata el paisaje y la relación del hombre con él. Ese vínculo que el que vive en una gran ciudad ya ha perdido.

P. Y usted que es de una gran ciudad se ha propuesto rescatarlo.

R. Ata- hualpa dice que el hombre es tierra que anda, frase que significa que la patria es uno mismo, no un lugar, sino un vínculo con lo que uno ama. Yo llegué al folclore argentino desde las canciones vascas que cantábamos en casa. Luego vi que tenían mucha relación con la música argentina: hablan del destino, del amor y de la tierra.

P. ¿Cómo ha encontrado a Madrid en este viaje?

R. Hace cinco años había más participación de la gente. Ahora los veo más agobiados. Pero me encantó encontrar un bar que venden pollo y sidra y está prohibido cantar, porque quiere decir que aquí en cuanto se juntan dos personas se ponen a cantar. Lo mejor de Madrid es la gente, que es cálida, abierta y sincera. Te dice de entrada lo que es, como el menú de un restaurante.Silvia Iriondo, acompañada por Quique Sinesi en la guitarra y Carlos Aguirre al piano. Restaurante La Carreta (Calle de Barbieri, 10). Metro Chueca. Jueves, 27 de junio a las 22.00 horas. Precio entrada: 1.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de junio de 1996