Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EURO 96

Le Pen critica a la selección francesa por estar llena de "extranjeros"

La selección francesa se despertó ayer sobresaltada por unas estruendosas declaraciones del político ultraderechista Jean-Marie Le Pen, presidente del Frente Nacional. El pasado domingo, al mismo tiempo que Francia celebraba su pase a las semifinales de la Eurocopa, Le Pen aprovechó una fiesta de su partido en Saint Gilles, una localidad sureña cercana a Nimes, para tachar de poco patriotas a los futbolistas de la selección por no cantar La Marsellesa el himno francés: "La mayoría no lo canta, o visiblemente no lo sabe". El dirigente ultraderechista, que en las elecciones presidenciales del pasado año obtuvo el 15% de los votos, también arremetió contra la presencia de jugadores de las colonias francesas, y dijo que "es artificial que se haga venir a extranjeros y luego se les bautice como equipo de Francia". Le Pen calificó a estos jugadores de "representantes del papeleo", y prometió "revisar su situación cuando llegue a la presidencia".El político atacó a jugadores como Lama (nacido en la Guayana Francesa), Karembeu (Nueva Caledonia), Angloma y Thuram (Guadalupe), y Djorkaeff y Lamouchi (nacidos en Francia, pero de ascendencia armenia y tunecina, respectivamente). En realidad, todos los convocados de la selección francesa han nacido en la metrópoli o en colonias, salvo Desailly, nacido en Ghana y nacionalizado.

Le Pen consiguió alterar la concentración gala en Wigan, una localidad inglesa a escasos kilómetros de Manchester. Aimé Jacquet, el seleccionador, fue conciso: "Yo no respondo a un payaso ni a cosas grotescas". Djorkaeff dijo: "La Marsellesa es una canción de guerra; que la cante la gente, no los futbolistas". Y Lizarazu fue irónico: "Yo es que canto fatal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de junio de 1996