Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran Lleida acusa a Jordi Pujol y a Convergència de menospreciar a Unió

Unió Democrática (UDC) está dolida por el menosprecio con que se considera tratada por sus socios de Convergència Democrática (CDC) y por el presidente de ese partido y de la Generalitat, Jordi Flujol. Josep Antoni Duran Lleida, presidente del comité de gobierno de UDC, expuso ayer ante la prensa una lista, de agravios recibidos de sus socios de coalición.Duran espera que la sangre no llegue al río, pero trasladará la protesta por esa "actitud de menosprecio" a los órganos de la coalición Convergència i Unió (CiU). El dirigente democristiano se mostró dispuesto a simular que es algo duro de oído pero no pudo evitar enterarse de unos comentarios despectivos de Pujol sobre el encuentro que Duran iba a mantener el sábado con Aznar.

Pujol había restado interés a ese encuentro, diciendo que de él no, podía salir nada nuevo y atribuyendo a Duran un interés personal. "No es verdad", dijo ayer Duran, quien añadió: "Soy consciente de mi función accesoria, complementaria del presidente. Lo respeto y hago ver que no oigo. Pero UDC y yo personalmente consideramos inaceptable la predisposición a menospreciar a UDC y a quienes la representan".

Otro incidente se produjo el lunes, y a él se refirió Duran. El segundo portavoz de CiU en el Congreso y dirigente de Unió, Josep Sánchez Llibre, había declarado a un diario económico que creía necesario un ajuste de otros 200.000 millones de pesetas, entre otras medidas. "El presidente de Convergència off the record y su secretario general [Pere Esteve] on the record criticaron las declaraciones de Sánchez Llibre", dijo Duran, y sin haberlas leído.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 1996