Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olano: "Ahora viene el espectáculo"

"Hemos luchado por dos cosas. Así es la vida". Quizás desde que supo, en enero, que tenía que correr el Giro, Abraham Olano estaba convencido de que el 6 de junio se iba a vestir de rosa. El mismo convencimiento tenía todo su equipo, toda la gente que le rodea a diario. La seguridad creció día a día y la víspera ya era incontrolable, había contagiado a todo el Giro. Y llegado el momento y vistos frustrados sus sueños por sólo un segundo, y por un segundo también la consolación de haber ganado la etapa, el corredor no se desmadejó, no se deshizo en quejas y lamentaciones públicas. Todo su comentario fue un así es la vida"."No he perdido el Giro aquí", dijo. "Todavía se puede decir algo, aunque Tonkov es el que más fácil lo tiene, porque viste la maglia rosa, que es lo que todos queremos y habrá que luchar por quitársela. Pero no me considero batido, de la misma manera que no habría lanzado las campanas a vuelo si hubiera conseguido el liderato".

Sin embargo, el guipuzcoano hizo una lectura positiva para sus intereses. No es que él hubiera estado mal, es que Tonkov estuvo muy bien. "Yo he estado bien, al nivel que esperaba, Berzin ha estado muy bien, como yo había previsto, pero Tonkov ha estado sorprendente, ha defendido a lo grande su liderato". El análisis optimista podría continuar haciendo valer el factor estratégico: el peso del liderato es más duro de llevar que una segunda posición a sólo un segundo. Aunque hoy se entre en el terreno de Tonkov -la terrible Marmolada y los dos pasos por el Pordoi-, no es tan seguro que esté en disposición de marcar diferencias. Y como recuerda Olano: "Ya dije yo que la contrarreloj sería importante, pero no concluyente. El espectáculo comienza ahora".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de junio de 1996