Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: LA PROMOCIÓN

El Extremadura ya es equipo de Primera División

El Albacete fue derrotado en el estadio Carlos Belmonte

El Extremadura se subió ayer al heroico carro de la gloria futbolística con un triunfo histórico en Albacete que le catapulta a la Primera División. Por segundo año consecutivo, la afición manchega lloró y abandonó el estadio camino de la ciudad con el equipo descendido. Lo malo para ellos es que este año no habrá milagro de ascenso en los despachos de la Liga profesional. Por contra, los mil aficionados extremeños lloraban de alegría con el éxito de su equipo. El Extremadura con tan sólo 1.500 socios, 180 millones de presupuesto, está ya entre los grandes del fútbol. "Seremos los más humildes, los más malos, pero somos los más felices" proclamó feliz su presidente, Pedro Nieto a la conclusión del partido.Un Albacete cargado en cantidades industriales de testosterona, la misma que según su afición le faltó a lo largo de la temporada y en el partido de ida, salió dispuesto a asustar al Extremadura, a encerrarlo en su cueva y a golearlo lo antes posible. Pero tanta calentura de corazón apagó la cabeza de los blancos, que componían una mezcolanza de jugadas con criterio y otras rizando la pelota en el área azulgrana, donde Tirado, Óscar y compañía eran una muralla inexpugnable.

Los extremeños, con el único defecto de perdir muy pronto el balón dieron una impresión de equipo berroqueño pero elástico y jamás se vieron impresionados. Además a los blancos, liderados como es habitual por Zalazar en un auténtico derroche físico, sólo les funcionó la conexión Bjelica-Ortega. Por ese lado izquierdo llegaron algunas ocasiones, así como un posible penalti al croata en el minuto 7; mientras que por el derecho, Manolo y Escaich se descoordinaban y únicamente posibilitaron un remate al palo de Luna en un córner fraguado entre ambos.

El segundo tiempo fue una copia, más de lo mismo. El Albacete acumuló ocasiones y córneres (aquí sí que ganó por 20-0) e incluso marcó en el minuto 6 un gol anulado a Luna por falta previa de Escaich. El tiempo fue pasando con un Extremadura cada vez más entero y un Albacete cada vez más agónico y nervioso. Hasta llegar a la guinda final que puso el zambombazo de Tirado, que les asciende a la máxima categoría del fútbol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de junio de 1996