Entrevista:LUZ DE GAS

"Soporto crisitianamente mi vanagloria"

Cuatro siglos ha: una real cédula de Felipe II dijo "hágase" al Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Y se hizo, y hoy, su rey, Martí Mingarro, lo celebra con sus colegas latinoamericanos, y fastos, todos asentados en sus dos "libertades extremadamente delicadas: de expresión y defensa".Pregunta. ¿Cómo ve España?

Respuesta. Con una esperanza justificada.

P. ¿Llegaremos a tener guardaespaldas cada ciudadano?

R. Aspiramos a lo contrario.

P. ¿Se puede mentir sin límites defendiendo a un acusado?

R. Hay que defender con todos los medios. La contradicción da la verdad.

P. La tele pública emitió el miércoles el filme Todos a la cárcel. ¿Es casual?

R. Es una preocupación general.

P. ¿Defendería a un etarra y a un violador?

R. Tienen derecho a ello.

P. Esos días de defensa, ¿tomaría pastillas para dormir?

R. Duermo bien y poco.

P. ¿Hay abogados chorizos?

R. Lamentablemente, sí.

P. ¿Imagina cómo piensan los españoles sabiendo a ladronzuelos en prisión preventiva sin límites y a Conde ejerciendo de ex modelo de modernidad?

R. Se quedan perplejos.

P. ¿Se atreve a pensar de Garzón en voz alta?

R. Desencadena esperanza y es valiente, pero trabaja en la pasarela.

P. ¿Prefiere pensar en voz baja de González?

R. Ha llevado la contraria a muchos.

P. ¿La corrupción ha contaminado a los abogados?

R. En todo caso, nos rebelamos.

P. ¿Para un abogado de hoy, Franco fue un niño caprichoso, un asesino, o el salvapatrias

R. Fue alguien que retardó la libertad.

P. ¿Va al fútbol?

R. Lo veo en la tele.

P. ¿Qué le diferencia de Leonardo da Vinci?

R. Su genialidad.

P. ¿Cuál es su genialidad?

R. El trabajo y la paz.

P. ¿El día que un político no mienta se irá al carajo el Estado de derecho?

R. Se consolidará.

P. ¿En vacaciones lleva guía turística?

R. Nooo...

P. ¿Quedan picapleitos entre los cien mil abogados que hay en España?

R. Sí, sí.

P. ¿Y los 38.000 abogados madrileños son estandarte del centralismo?

R. Sólo queremos ser estandarte de la abogacía.

P. ¿Le duele España o tanto abogado?

R. Sobran aún muchos conflictos.

P. ¿Tanto abogado es salud del Estado de derecho o el rosario de la aurora?

R. Es salud.

P. ¿Le gusta comulgar?

R. Son mis cosas personales.

P. ¿Le gusta pecar venial o mortalmente?

R. Sí, si no tuviera que cumplir la penitencia.

P. ¿Cómo puntuaría al poder ejecutivo sobre diez?

R. Aún no se ha examinado.

P. ¿Sirve para algo el poder legislativo?

R. Es mi fe en la democracia.

P. ¿Para una democracia es más peligroso el fascismo o un poder judicial perverso?

R. El fascismo; el poder judicial tiene remedio.

P. ¿Y qué pintamos los periodistas, dada la incultura dominante en el medio?

R. Son centinelas de la libertad de expresión.

P. No me lo creo.

R. Asimílelo, es cierto.

P. ¿Qué se intenta con los jurados populares?

R. Mejorar la justicia.

P. La Universidad hizo honoris causa a Conde. ¿Y Roldán, Guerra y Perote?

R. "Arrojar la casa importa, / que el espejo no hay por qué..." Es de Quevedo, creo.

P. ¿Por qué se quiere ser abogado?

R. Los mejores, por ayudar, y los otros, por sobrevivir... a duras penas.

P. ¿En el trastero de la razón de Estado hay crímenes o es un paraíso fiscal?

R. Que hable Calderón: "¡Qué razón de Estado necia! / ¿Qué no hará, di, si hacer sabe del delito conveniencia?".

P. ¿Qué es el secreto profesional?

R. La garantía del juicio justo.

P. Usted defiende a Argote.

R. No: el secreto profesional.

P. Si la abogacía es función social, ¿habría que nacionalizarla y que fuera gratuita?

R. De ninguna manera.

P. ¿Hay derecho torero para repudiar a Cristina Sánchez?

R. No.

P. ¿Quién haría una sinfonía sobre los fondos reservados?

R. Berlioz.

P. ¿Se entiende consigo mismo?

R. Soporto cristianamente mi vanagloria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 1996.