Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Joseph Suenens, cardenal renovador de la Iglesia católica

El cardenal Joseph Suenens, que fue primado de la Iglesia católica en Bélgica desde 1962 a 1980, falleció ayer en Bruselas a la edad de 91 años a consecuencia de una trombosis, informaron fuentes eclesiásticas.Además de sus años al frente de la Iglesia belga, Suenens adquirió renombre internacional por su activa participación en el Concilio Vaticano II, convocado en 1962 por él papa Juan XXIII y donde destacó por su línea progresista. En sus debates teológicos, el cardenal se impuso como una de las personalidades más acentuadas del concilio y se hizo notar por su defensa de posiciones avanzadas para la Iglesia. Asimismo, defendió ardientemente en dicho concilio el reforzamiento de una mayor colegialidad de la jerarquía eclesiástica. Y logró que se aprobase su propuesta de que los obispos debieran presentar su dimisión obligatoriamente al cumplir los 75 años. El cardenal Suenens fue ardiente partidario de potenciar el diálogo ecuménico con otras iglesias cristianas no católicas en todo el mundo, así como de una mayor participación del laicado y de los diáconos permanentes en la vida eclesiástica.

Ordenado sacerdote en 1927, y doctor en Filosofía y Teología, el cardenal Suenens fue profesor primero en el seminario de Malinas y posteriormente en la Universidad Católica de Lovaina (UCL). En dicho centro docente durante la II Guerra Mundial llegó a ser regente después de que las tropas de ocupación nazis en Bélgica detuviesen al rector de la UCL. Después de la guerra fue nombrado obispo auxiliar y vicario en la diócesis de Malinas, donde en 1961 sucedió al cardenal Van Rooy como arzobispo y en 1962 fue nombrado cardenal y primado de Bélgica, cargo que ocupó hasta su dimisión en 1980.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1996