Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide seis meses de cárcel para Kluivert

Patrick Kluivert, el delantero estrella del Ajax, compareció ayer ante el tribunal que tiene que juzgarlo por la acusación de homicidio por conducción temeraria que pesa contra él. Kluivert, que acudió acompañado de familiares y representantes del club, reconoció que circulaba a una velocidad superior a la permitida pero no a más de 100 kilómetros por hora, como aseguran los testigos. El mes de septiembre pasado, el futbolista, al volante de un BMW prestado, chocó contra otro vehículo causando la muerte al conductor y heridas a su acompañante. El fiscal solicita una pena de nueve meses de cárcel, de los cuales tres podrían ser en libertad condicional. El fiscal añadió: "Si el demandado está de acuerdo en sustituir los seis meses de cárcel por un servicio a la comunidad, no me opondré".

Kluivert, de tan sólo 19 años de edad, declaró en una entrevista concedida a la revista holandesa Voetbal International: "Aquel día murió el niño que estaba dentro de mí". Un testigo, que puede ser clave en el juicio, afirmó que el vehículo rodaba a una extraordinaria velocidad. El fallecido era Marten Putman, de 56 años, director de un teatro de la región de Rotterdam. El tribunal dictará sentencia dentro de dos semanas, aunque los expertos aseguran que podría ser condenado a trabajos comunitarios que consistirían en enseñar a jugar al fútbol a jóvenes, marginados. Dicha sentencia permitiría a Kluivert jugar con el Ajax y con la selección en la Eurocopa.Kluivert está considerado como uno de los mejores valores del nuevo Ajax. A sus 19 años, su palmarés es elocuente: dos temporadas como profesional, 44 goles en 79 partidos con el Ajax y tres en seis partidos con la selección. Las últimas noticias colocan a Kluivert en el Milan cuando finalice su contrato en 1997. Kluivert, hijo de emigrantes, ha sido fuertemente criticado y el caso no ha sido ajeno a ciertos comportamientos racistas, hasta el punto de que su familia podría regresar a Surinam.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de mayo de 1996