Entrevista:

"Es un problema que Madrid sea el escaparate de todo"

Miguel Ángel de Rus, de 33 años, se hartó un día de ver en las galerías de Madrid "los mismos imitadores de los que antes han imitado a otros" y se ha inventado una nueva generación artística a la medida: la generación irreverente. Miguel Ángel, junto con otros seis artistas, presenta hoy su primera exposición de creadores irreverentes -un grupo de jóvenes entre los 25 y 35 años que se presenta como alternativa a la generación X-. Se consideran sufridores del arte, porque, todo el dinero sale de sus sueldos -Miguel Ángel trabaja en un gabinete de prensa, y entre sus correligionarios hay publicistas, profesores de arte o infógrafos-: "No vamos a por pelas, ni a aparecer en el ¡Hola!", sentencia.Pregunta. ¿Cuáles son sus postulados?

Respuesta. Queremos gente que esté abierta a ideas frescas. Por ejemplo, ¿por qué tanta necrofilia? Que dejen en paz los restos mortales de Goya, nos encanta Goya, pero nos fastidian los movimientos comerciales en torno a los artistas. No nos gusta que se desempolve el cadáver de Lorca para que un señor coma de él. No nos gustan los necrófilos. Otra idea es no esperar a que se muera la gente joven que está haciendo cosas buenas para reconocer lo buenos que eran y hacerles monumentos de mármol. Vamos a buscar a esa gente para promocionarla. Estamos a favor del cosmopolitismo en el arte, el nacionalismo y el provincialismo no nos gustan.

P. ¿En qué os diferenciáis de otras generaciones, como la X?

R. Nos diferenciamos en que no aceptamos ni ideas oficiales, ni subvenciones, ponemos por encima de todo el espíritu y no somos niños de papá como los de la generación X.

P. ¿Si alguien de la generación se hace famoso?

R. Supongo que si sale alguien de aquí habremos parteras, pero uno de nuestros postulados es que despreciamos lo que opine la multitud. Nos da igual que tres millones de personas digan qué pintor o escritor más bueno. No queremos que nos reconozcan y el tema de la fama no nos afecta.

P. ¿Es bueno que Madrid sea escaparate de todo?

R. Ése es un horrible problema. Aunque nosotros vamos a aprovechar el escaparate de Madrid para obtener otros en otras partes. Es tremendamente difícil entrar en Madrid en una galería importante. Vamos a dar la oportunidad de que haya gente que entre ahí con cosas que normalmente no tienen salida.

Seis miradas sobre cuentos irreverentes. Obras de Vicky Casellas, Pilar Foronda, Nuria Rodríguez, José María Cañas, lñaki Miramón y Óscar Pestaña inspiradas en los relatos de Miguel Ángel de Rus. Sala Renault Center. Alberto Aguilera, 1. Hasta el 13 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 28 de abril de 1996.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete