Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FALLECE EL FILÓSOFO JOSÉ LUIS LÓPEZ ARANGUREN

"Me gustaría que se me recordara autocrítico y humilde"

El filósofo José Luis López Aranguren, símbolo y conciencia del compromiso, la ética y la independencia intelectual en la España del último medio siglo, murió ayer en Madrid a los 86 años. Días antes de su fallecimiento, el profesor mantuvo una entrevista con su sobrina Begoña Aranguren en la que, consciente de la proximidad del fin, comenta que le gustaría ser recordado como una persona autocrítica y humilde". En el emotivo diálogo, el filósofo, abatido, al ser preguntado si tiene algo sobre qué alertar a los españoles, precisa que no se siente legitimado para dejar ningún recado a nadie". Al mismo tiempo, al hacer balance de su trayectoria humana, se reprocha "una insuficiente solidaridad, en la medida en que durante toda mi vida he sido, básicamente, un individualista, tanto en el orden intelectual como personalmente".El fallecimiento de Aranguren provocó ayer una gran conmoción en los ámbitos culturales. "Marcó una época en la Universidad española y en la conciencia del país. Su muerte supone un cambio de época. El se sentía ajeno al curso de los acontecimientos actuales. Estaba decepcionado y muy poco ilusionado por lo que le quedaba por ver. Se ha ido en un momento oportuno, como cuando le echaron de la Universidad. Gente como Aranguren puede hacer que este país merezca la pena", declaró ayer el filósofo Javier Muguerza. "Aranguren era el testimonio de la ética que este país-tanto necesita", señaló el teólogo Enrique Miret Magdalena. Sus discípulos han destacado cómo este firme luchador contra el régimen franquista, que le expulsó de su cátedra universitaria, deja también como legado una larga lista de publicaciones que han sido consideradas básicas para distintas generaciones de estudiantes. El profesor será enterrado hoy en Ávila, su ciudad natal.

Páginas 32 a 36

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 1996