Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja Madrid alega causas profesionales en el despido de Crespo Carrillo

La Caja de Ahorros de Madrid alega que el motivo de la destitución de Juan Ignacio Crespo Carrillo, cuyo despido ha sido declarado nulo por el juez de lo Social Fausto Garrido, se' debió a motivos estrictamente profesionales y que estuvo amparada a la ejecución de la cláusula de libre desistimiento de un contrato de alta dirección, según el consejero delegado de la Corporación Cajamadrid, José María García Alonso, quien fue el que tomó la decisión y el que contrató al despedido. La caja trataba de impulsar el área de inversión que llevaba Crespo Carrillo.La entidad financiera ha recurrido ante la Sala de los Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y recurrirá al Tribunal Supremo, "si es necesario", la decisión de declarar nulo el despido. El magistrado lo argumentó como nulo por considerar que vulneraba un derecho fundamental y lo vincula a "causas político ideológicas". Crespo Carrillo fue uno de los impulsores de la plataforma No nos resignamos a favor de la unidad de la izquierda y, a según la argumentación de la sentencia, molestó al PP, mayoría del consejo tras las. elecciones autonómicas.

La caja de ahorros madrileña destaca que la decisión fue adoptada por unanimidad del consejo a propuesta de García Alonso. El consejo lo forman representantes de las distintas fuerzas políticas con representación en la Comunidad y el ayuntamiento (PP, PSOE e IU), así como de los sindicatos. En ese sentido, las fuentes consultadas destacan que cargar las tintas sobre uno de los consejeros está fuera de la verdad. Crespo Carrillo atribuía a Miguel Blesa, consejero en representación del PP con estrecha relación con José María Aznar, la paternidad de la decisión, afirmando incluso que su primera intención fue destituir a García Alonso.

En cuanto a la justificación profesional que exige el juez al despido, fuentes de la entidad mantienen que podría argumentarse que el crecimiento de los fondos de inversión de Cajamadrid fue menor que la competencia y "las tirantes relaciones que tenía su responsable con el resto de la red".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de abril de 1996