Congresistas de EE UU piden más programas educativos

Más de un centenar de Congresistas de la Cámara de Representantes han enviado una carta a los miembros de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) pidiéndoles que exijan a las cadenas de televisión un mínimo de tres horas semanales de programas educativos para niños. La renovación de las licencias de emisión de las televisiones comienza en junio, y los legisladores quieren que la FCC lo utilice como palanca de presión para conseguir el compromiso sobre la programación infantil.Según la Ley de Televisión Infantil de 1990, la renovación de las licencias depende de que las empresas cumplan ciertos requisitos, entre ellos la emisión de programas educativos e informativos específicamente dirigidos a los menores. Entre las tareas de la FCC se encuentra la de controlar el cumplimiento de esta provisión, pero la ambigüedad sobre su cumplimiento ha sido una fuente continua de roces.

Las empresas se resisten a la regulación y se amparan en que la ley no especifica ningún periodo de tiempo. Son muy pocas las cadenas que siquiera se aproximan a las tres horas semanales de programas educativos para niños. La carta tiene como objetivo presionar a los miembros de la Comisión que se oponen a que se establezca el mínimo. Reed Hunt, presidente de la FCC, es partidario de concretar el tiempo de emisiones en tres horas a la semana y está respaldado por otro miembro de la Comisión. De los otros tres que estaban en contra, uno acaba de dejar la FCC, por lo que la situación actual de empate podría permitir la renovación de licencias sin contrapartidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de abril de 1996.