El Oviedo aprovecha su única ocasión con 10

El marcador no fue justo ayer con los méritos del Albacete, que acumuló y desperdició un gran número de ocasiones mientras que el Oviedo, aliado con la suerte, aprovechó la única clara de que dispuso cuando estaba con 10 jugadores sobre el terreno, sólo dos minutos después de la expulsión de Manel.Ambos conjuntos se plantaron sobre el campo con similares dibujos tácticos de mucha elasticidad: dos centrales, dos laterales largos y un libero, con Onopko, por los asturianos, debutando en esta situación, que superó con facilidad y criterio. Pero el Oviedo se dedicó más a la contemporización presionante en búsqueda del ahogo de la línea de creación manchega, donde los lanzamientos largos de Salazar desequilibraron a veces el buen orden ovetense. Con el uruguayo llevando la manija, auxiliado en el globo de balones por sus ya clásicos y destajistas lugartenientes, Jesús y Josico, y la aportación de las correrías de Manolo por la banda derecha -en la izquierda Alejandro acusó la ausencia del sancionado Bjelica-, el Albacete de lhaki Sáez mostró mayor peligro que en los últimos tiempos con Benito Floro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de marzo de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50