El 'comando Madrid' ensayó el asesinato de Tomás y Valiente durante varios días

El grupo terrorista que la semana pasada asesinó a tiros al ex presidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente ensayó el atentado durante los días previos a fin de repetir automáticamente los detalles y comprobar cuál era el mejor itinerario para huir. Así lo creen los agentes encargados de las investigaciones tras estudiar todos los datos de la acción.La policía tiene el convencímiento de que Jon Bienzobas, Karaka, acudió a la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid en varías ocasiones para ultimar el crimen sobre el terreno. Los agentes están tratando de comprobar si es cierto que llegó a asistir a la clase de una profesora como publicó ayer El Mundo. Según fuentes de Interior, ninguna proesora ha declarado este hecho ante la Unidad Territorial Antiterrorista.

Los investigadores cuentan con el testimonio de 16 personas que han reconocido a Bienzobas como el hombre que salió del despacho de Tomás y Valiente empuñando una pistola. Una estudiante ha añadido que dos o tres días antes le vio en un pasillo. Un pintor ha dicho que presenció cómo se reunía en unas escaleras con una mujer rubia que podría ser María Jesús Arretxe, a la que se supone vinculada al comando Madrid.

Los agentes sospechan que el grupo tenía estudiado el mejor itinerario para huir desde la Universidad Autónoma hasta la calle de la Isla de Java, donde abandonó con una bomba lapa el coche empleado. Es posible que hicieran ese trayecto por una carretera secundaria para esquivar controles policiales.

En el volante y el cuadro de mandos de este vehículo, que resultó muy dañado por la explosión, no se han descubierto huellas dactilares de los etarras.

La Brigada Provincial de Información ha recibido, tras el asesinato de Tomás y Valiente, unas 2.000 llamadas de ciudadanos facilitando datos que pudieran ser útiles para localizar al comando. "Todas se comprueban y hay varias que, aparentemente, son interesantes", dijo un mando.

Según las mismas fuentes, "cientos" de pisos de alquiler, garajes y bajeras del extrarradio han sido controlados para localizar la infraestructura del comando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de febrero de 1996.

Lo más visto en...

Top 50