Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL RECHAZO A ETA

La pistola usada por Bienzobas sirvió también para asesinar hace dos años y medio a un general en Madrid

La pistola empleada presuntamente por el etarra Jon Bienzobas Arretxe, Karaka, para asesinar el pasado miércoles a Francisco Tomás y Valiente fue usada para matar en octubre de 1993 al general del Aire Dionisio Herrero, en Madrid, según el dictamen de balística. Fuentes de Interior aseguran que el también general Juan José Hernández Robira, director general de Política de Defensa, fue asesinado en Madrid con otro arma diferente en junio de 1994.El cotejo de los tres casquillos de bala, de fabricación checa, recogidos en el despacho del ex presidente del Tribunal Constitucional ha determinado que la pistola con que fueron disparados había sido empleada en anteriores atentados del comando Madrid. Eso induce a pensar a los investigadores que quien la empuñó en todos los casos es la misma persona o bien que ese arma ha estado siempre a disposición de los sucesivos integrantes de este grupo.

Karaka es el único identificado como presunto participante en el asesinato de Tomás y Valiente, pero la policía baraja la hipótesis de que junto a él estén Mikel Azurmendi Peñagaricano, Hankas, y María Jesús Arriaga. Karaka, de 25 años, hizo la mili en la Escuela Militar de Gimnasia de Toledo, de donde salió licenciado en 1989, según reveló ayer el gobernador. civil de esa provincia, Daniel Romero. Este dice que no hay base para pensar que el presunto terrorista haya vuelto después a esa ciudad o se haya ocultado en ella.

La policía ha aclarado que las matrículas M-3877-HM colocadas por el comando Madrid al coche Ford Orion utilizado para el atentado contra Tomás y Valiente corresponden en realidad a un automóvil de la misma marca, modelo y color que el día del asesinato estaba siendo reparado en un taller.

El presidente del PNV, Xabier Arzalluz, lamentó ayer el "exceso informativo" que políticos y periodistas conceden a los atentados de ETA, lo que favorece a esta organización. Mientras, la Brigada de Información de Madrid ha recibido en el teléfono 900 100 091 unas 200 llamadas de ciudadanos con pistas sobre los asesinos.

Por otro lado, hoy está previsto que el etarra Ignacio Etxeberria Martín, Mortadelo, comparezca ante la juez francesa Laurence Le Vert, quien probablemente decrete su ingreso en prisión por "asociación de malhechores". Los bretones Roland Convers y su esposa, Anne, han sido encarcelados por haber dado alojamiento al supuesto activista.

Guillermo Gortari Izu, responsable de un centro de enseñanza de euskera de la plaza de San Francisco, en Pamplona, fue trasladado ayer a la Audiencia Nacional.

Por otra parte, el juez Garzón ha puesto en libertad a Jaime Ibarguren, Andoni García, Mikel Sarasa y Lourdes Zinkunegi, detenidos el martes en Guipúzcoa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 1996