"No estaré safisfecho si no marco 20 goles"

Kodro recupera la confianza con sus dos tantos ante el Real Madrid

Tardó en encontrar la senda del gol, pues no marcaba desde el 2 de diciembre pasado ante el Racing, pero el reencuentro con la red fue sublime. Abrió y cerró la cuenta frente al Real Madrid y el Barça vuelve a contar en la Liga. Meho Kodro ha recuperado la confianza y hoy, como cuando llegó a Barcelona previo pago de 700 millones de pesetas a la Real Sociedad, echa cuentas otra vez. Piensa que, para estar satisfecho, debería cerrar el curso con 20 goles; es decir, que debe marcar otros 12 en las 16 jornadas que quedan de campeonato."Me siento feliz por el resultado y por los dos goles que marqué", cuenta Kodro. "Me encontré bien, pero no tengo la sensación de haber jugado un gran partido. Entiendo que los dos tantos son producto del buen hacer de Ferrer y de Bakero. Yo, sencillamente, estaba ahí. Un 9 tiene una gran dependencia del equipo. Lo único que aseguro es que a partir de ahora intentaré jugar mejor, pero eso es lo mismo que pensaba el viernes antes del encuentro. Yo siempre seré igual, con o sin goles. Lo que cambia es lo que me rodea".

El ariete bosnio no esconde, sin embargo, los sentimientos que le embargaron cuando batió a Buyo. "Volver a marcar significó vivir una nueva experiencia", apunta. "Es difícil explicar lo que sentí. Tenía metido en la cabeza que marcaría algún día, que me reencontraría de nuevo con el gol. Nunca he desesperado. Ahora mi esperanza es marcar de nuevo uno, dos o tres en el próximo compromiso".Oviedo, partido vital

El Barça juega la próxima jornada en Oviedo, un campo nada propicio para los azulgrana, mientras que el Atlético Madrid -líder con ocho puntos de ventaja- visita Sarriá, donde el Espanyol no conoce la derrota desde hace 15 meses (octubre de 1994 ante el Real Madrid). "El tropiezo del Atlético ante el Sevilla reactiva la Liga", explica el delantero azulgrana. "Los rojiblancos deben jugar, además de en Sarriá, en el Camp Nou y contra el Deportivo", agrega. "Si ganan esos partidos, seguro que serán campeones, pero si no, tendremos nuestra opción. Pero si seguimos sin ganar fuera de casa como hasta ahora [el último triunfo se produjo el 7 de octubre en el campo del Betis], será difícil optar al título. Hay que ganar en Oviedo. Será un partido más importantante que ante el Madrid". Y después puntualiza: "De momento hay Liga, hay Barça y hay Kodro. Estoy vivo".

Entiende el bosnio que en el último trimestre la afición azulgrana no ha visto al "Kodro de verdad". "Yo soñaba cada día en recuperar mi instinto goleador. Era el mismo de siempre, pero no marcaba. Por eso, ahora confío en seguir metiendo goles. Ahora llevo 8 y espero llegar al menos a 20. Si no consigo esta cifra no estaré satisfecho, aunque tampoco

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de febrero de 1996.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50