El izquierdista Scargill fracasa ante el laborismo de Tony Blair

El Partido Laborista de Tony Blair consiguió retener el jueves su escaño en Hemsworth, una circunscripción minera de West, Yorkshire, al norte de Inglaterra, que deja a los tories en una precaria mayoría de cuatro en el Parlamento de Westminster. La victoria de Blair marcó también el fracaso de un laborista de la vieja guardia, Arthur Scargill, que presentaba en la arena política su nuevo partido.Pese a la nueva derrota conservadora, el primer ministro británico, John Major, afronta el año 1996 con una nueva tranquilidad toda vez que el Comité 1922, que agrupa a los diputados tories, acaba de suspender provisionalmente las reglas que permiten al partido retar a su líder todos los años.

En todo caso, la de Hemsworth, no fue una batalla entre conservadores y laboristas. De hecho, en las pasadas elecciones generales el candidato de este partido, Derek Enright, fallecido en octubre, obtuvo una mayoría de más de 20.000 votos. Todo el interés de esta elección parcial residía en saber la respuesta que los votantes de este bastión laborista de profundas raíces mineras darían al recientemente creado Partido Socialista Laborista de Arthur Scargill.

Scargill, líder del sindicato minero y defensor de las esencias puras de la izquierda, optó hace poco más de un mes por separarse del partido de Tony Blair y crear una nueva formación "realmente" socialista.

Lo cierto es que los votantes de Yorkshire depositaron su confianza en Jon Trickett, candidato de Blair, que obtuvo el 71,9% de los sufragios, seguido a distancia por los candidatos conservador y liberal demócrata. Brenda Nixon, la candidata de Scargill apenas obtuvo el 5,5%.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción