Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLOGICAS

Ruth Berghaus, coreógrafa

La coreógrafa, teórica de la danza moderna alemana y directora escénica de ópera y teatro Ruth Berghaus murió de un proceso canceroso, a los 68 años, el pasado jueves en Zeuthen, donde tuvo su última residencia.Ruth Berghaus había nacido en Dresde en 1927. Tras la Segunda Guerra Mundial estuvo retenida varios meses en un campo de detención británico por haber estado alistada en el Ejército alemán, lo que dejó un punto oscuro en su biografía por el que fue atacada posteriormente en múltiples ocasiones. Al volver a Dresde se inscribió en la escuela de Gret Palucca, de quien llegó a ser discípula predilecta, que la protegió a lo largo de su carrera y con la que mantuvo amplias polémicas de fondo político. Berghaus llegó a trabajar varias veces con el Berliner Ensemble, donde tuvo cargos de dirección artística tras la muerte de la viuda de Bertolt Brecht.

Se ha hecho clásica su frase ¡Manos fuera!, con la que tituló su tesis, en la que establecía sus distancias estéticas con el realismo socialista, en el congreso mundial de danza de Dresde de 1962. Durante sus más de 40 años de carrera, en que compaginó la enseñanza con la teoría y la dirección operística, Berghaus desarrolló sus propios métodos de utilización de la pantomima y los lenguajes corporales alternativos dentro de la formación de bailarín y del artista contemporáneo. En este sentido fue una pionera en usufructuar la herencia del simbolismo y el expresionismo a través de la integración de los elementos de vestuario y decorados dentro del todo conceptual de la danza-teatro actual.

Estuvo casada con Paul Dessau (muerto en 1979), con quien compartió la dirección en producciones de óperas desde Mozart y Wagner hasta Alban Berg y Schoenberg-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de enero de 1996