Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Y HABLO CON LA REINA

Claude Khazizian, el jubilado francés célebre por colarse sin invitación en grandes conferencias y recepciones internacionales, ha reincidido en Copenhague con motivo de la boda del príncipe Joaquín y Alexandra Manley, esta vez con los gastos de traslado pagados por el periódico popular danés Extra Bladet. Sin embargo, esta vez fue detenido por la policía cuando abandonaba la boda. Una vez interrogado, fue puesto en libertad sin cargos. "La cárcel era encantadora, aseada, limpia y pulcra. Incluso me trajeron un desayuno espléndido, pero me negué a tomarlo porque si no me hubieran soltado hubiera iniciado una huelga de hambre", declaró Khazizian encantado. El diario Extra Bladet ha justificado su sorprendente invitación afirmando que se trataba sólo de "un chiste". Por su parte, la policía no le ha visto la gracia: "Si se trataba de un chiste, ha sido de mal gusto", declaró un portavoz. El intruso llevó su atrevimiento hasta charlar un momento con la reina y el príncipe. El 8 de Mayo pasado, Khazizian consiguió penetrar en el Elíseo de París con ocasión de las ceremonias de final de la Segunda Guerra Mundial, apareciendo en la fotografía oficial con los jefes de Estado.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de noviembre de 1995