Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ejecutiva de UGT de Palencia dimite por la cesión irregular de locales

Javier Donis, secretario provincial de la UGT de Palencia y toda su ejecutiva dimitieron en la noche del miércoles de sus cargos después de que haya quedado demostrada su responsabilidad en la cesión irregular de los locales de la formación sindical, así como medios técnicos a varias empresas. Según Donis, "la medida estaba justificada en el interés del sindicato de mantener los puestos de trabajo que se han creado: 40 profesores en la Universidad Popular Alfonso VIR y 15 empleos en Televisión Palencia" empresa en la que su mujer ocupa el puesto de gerente-apoderado y su hija un puesto de técnico de imagen y sonido.

El escándalo por la cesión irregular de los locales de UGT en Palencia se desaté tras varias informaciones periodísticas que aseguraban que las empresas SeriMultimedia, Comunicaciones del Carrión, propietaria de Televisión Palencia, e Infotelec ocupaban los locales de la UGT, de titularidad Pública, situados en la plaza Abilio Calderón de la capital palentina, y usaban material técnico de informática y vídeo adquiridos con fondos del Instituto Nacional de Empleo (Inem) y otras subvenciones del Estado.Una vez confirmada la utilización de los locales, el secreta rio regional del sindicato UGT en Castilla León, Andrés Díez, ordenó el desalojo inmediato de las mismas. La ejecutiva regional, tras reconocerlo la provincial, ha verificado que se ocupa ban de forma irregular los locales procedentes del patrimonio sindical acumulado, si bien, en declaraciones Posteriores a Radio Nacional, Andrés Diez aseguró que la cesión "a pesar de no ser correcta, no ha servido para obtener un lucro ilegítimo" del sindicato.

Tras presentar su dimisión y la de su ejecutiva, Javier Donis negó haberse beneficiado personalmente con la cesión de los locales e invitó a que se investigue en sus cuentas bancarias. Donis negó también que su esposa ocupe cargos de responsabilidad en Televisión Palencia y aseguró que su hija "a pesar de trabajar como el resto de sus compañeros, sólo cobra 40.000 pesetas mensuales" por su trabajo en dicha entidad.

La dimisión de la ejecutiva de Uníon General de Trabajadores de Palencia ha supuesto la constitución de una comisión gestora que será la encargada de organizar un congreso que elija una nueva directiva sindical en Palencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 1995