Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exigirá hoy a Barrionuevo que deje la Comisión Constitucional

La oposición se empleará hoy a fondo, aunque de manera respetuosa, para que el ex ministro del Interior José Barrionuevo dimita de su cargo de presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, aunque no presionará para que deje su escaño de diputado. Barrionuevo preside dicha comisión.

, Tanto José Barrionuevo, de manera personal, como el PSOE en su conjunto deben. afrontar de nuevo una petición unánime de la oposición. Esta unanimidad la ha provocado la petición de suplicatorio para Barrionuevo del juez instructor del caso GAL, Eduardo Móner.El hecho de que para hoy mismo esté convocada la Comisión Constitucional del Congreso va a acelerar los acontecimientos. El PNV ha anunciado, a través de su portavoz Iñak¡ Anasagasti, que no asistirá a dicha comisión si es presidida por Barrionuevo, en tanto que el Partido Popular y CiU no se muestran partidarios de abandonarla, aunque sí de pedir personalmente a su presidente que dimita del cargo.

El Partido Popular decidirá esta mañana cómo articula su petición. Por su parte, el diputado de CiU Jordi Casas se limitó a confirmar ayer que no abandonará la comisión y sí, se sumará a quienes pidan a Barrionuevo que se vaya. Casas considera que el ex ministro ha perdido el consenso que debe tener el presidente de una comisión, y es de la opinión de que Barrionuevo no debería "forzar" la situación para no provocar un enfrentamiento en la Cámara. "Debería dar un paso adelante y dimitir", dijo Casas a Europa Press. Izquierda Unida se sumará a esta petición.

Todo esto no es contradictorio con el hecho de que diputados "de relieve" del Partido Popular y de CiU le hayan aconsejado a Barrionuevo que no se le ocurra abandonar el escaño, siempre según la versión de varios dirigentes del PSOE.

No es ésta la única dificultad por la que pasará hoy el ex ministro, que también conocerá en esta jornada el contenido del escrito del juez Móner donde justifica las razones para pedir el suplicatorio. Hasta que el suplicatorio llegue al presidente del Congreso, Félix Pons, remitido por el presidente del Tribunal Supremo, Pascual Sala, pasarán unos días. Como mínimo, los diputados no estarán en disposición de votar hasta la primera semana de noviembre.

Votación

En principio sólo es para que declare como imputado, sin que ello signifique que necesariamente termine en procesamiento. Antes de que el juez Móner le tome declaración, el Congreso tendrá que votar si lo concede.

El secretario de organización del PSOE, Ciprià Ciscar, ha querido ver el lado positivo del asunto, y afirmó que "ahora existirán garantías procesales para que José Barrionuevo pueda defenderse ya que desde hace mucho tiempo estaba pidiendo poder declarar".

Ciprià Ciscar aprovechó la _ocasión para arremeter contra el Partido Popular, toda vez que atribuye a ese partido la intención de utilizar este suplicatorio para disparar contra el presidente del Gobierno, Felipe González, a quien piden que asuma sus responsabilidades políticas por el caso Barrionuevo. "El señor Álvarez Cascos pide responsabilidades al presidente del Gobierno y olvida que aquí el único que no asume nada es 1osé María Aznar", dijo Ciscar.

El secretario de organización dio por sentado que habrá libertad de voto en el grupo socialista cuando se decida de manera secreta si se concede o no el suplicatorio. No obstante, la dirección del PSOE considera fuera de dudas que mayor¡tariamente se votará a favor de la concesión, ya que es la única manera de que Barrionuevo pueda defenderse. El único que ha mostrado su opinión contraria al suplicatorio es Txiki Benegas, secretario de Relaciones Políticas e Institucionales del PSOE, si bien justificó su posición en que con su voto en contra quiere dejar claro que se están olvidando los esfuerzos de determinadas personas en la lucha contra el terrorismo, según expresó el sábado en Valladolid.

El secretario de los socialistas vizcaínos, Nicolás Redondo Terreros, también diputado, dio a entender que votará a favor del suplicatorio para atender la petición de Barrionuevo de poder comparecer ante los tribunales. "Pero el voto es secreto, y por su propia naturaleza no vamos a hacer lo que el PP hizo en el Senado al mostrar la papeleta", dijo Redondo Terreros con relación a la actitud pública adoptada por el Grupo Popular cuando la pasada semana votó la comisión de investigación sobre los GAL.

'Comisión GAL'

De manera paralela sigue su curso la creación en el Senado de la comisión sobre los GAL. Tanto el Partido Popular como CiU e Izquierda Unida se muestran a favor de que la comisión trabaje con las puertas abiertas, de manera pública, aunque consideran razonable que haya aspectos que se discutan en secreto cuando se afronten cuestiones que afecten a la seguridad nacional.

Entre tanto, el portavoz de los socialistas en el Senado, Bernardo Bayona, ha advertido al resto de los grupos que de esta comisión no se puede esperar la asunción de responsabilidades políticas de nadie y, en concreto, del presidente del Gobierno, en contra de lo que de antemano pide el PP. "Si quieren pedir responsabilidades políticas al Gobierno, que presenten, una moción de censura", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de octubre de 1995

Más información

  • Móner pide al Supremo el suplicatorio