El centenario del cine dispara la producción de documentales

La discreción con la que el documental llega y circula por los mercados internacionales, si se le compara con la ficción, hace doblemente meritoria su consolidación como uno de los productos con más consistencia y creciente demanda, como ha quedado patente en el MIPCOM (Mercado Internacional de Films y de Programas para la Televisión, el Cable y el Satélite), que finalizó el pasado viernes. La sorprendente respuesta al documental en las cadenas españolas justifica el interés en el mercado por adquirir nuevos títulos con los que el género volverá a apuntarse puntos.Tratándose del año centenario, y por el interés general que la cadena demuestra por los programas sobre cine, Canal + ha explorado en el Mipom todo documental que tenga que ver con el arte del siglo y sus principales actores. Se verá el interesante Orson WeIles. El hombre orquesta, un especial de hora y media que recobra el muy desconocido material rodado por el autor dé Ciudadano Kane para filmes que nunca se terminaron. Y Sexo de cine, una producción de Showtime (previsto para su emisión en diciembre) en la que sexo y censura mantienen una larga confrontación de 100 años, la edad del cine. Otra adquisición es la de Los vídeos privados de Peter Sellers, dos de la BBC con el material, en vídeo rodado por el gran actor británico.

En el reino de la ficción televisiva, el documental no es un género menor. Lo demuestran las cifras crecientes invertidas en su producción (hasta 150 millones de pesetas por episodio de una hora), su expansión a través de los nuevos soportes de las tecnologías multimedia -el CD-ROM- y el salto a la pantalla grande. Producciones de la envergadura de la Time Life Civilizaciones perdidas (1.500 millones de pesetas para 10 episodios, que adquirió Canal +), rodada en cine, con equipos distribuidos por todo el mundo, y con la contribución de técnicas de animación por ordenador, certifican este renacimiento. Otra superproducción sobre la metereología, adquirida por TVE a uno de los grandes mundiales, Discovery, que, junto a National Geographic, ya ha dado el salto a la pantalla grande con sus documentales. De Discovery, con quien TV, E mantiene un trato regular, son también La ciudad perdida y Hunters. De la BBC, la autonómica TV3 ha adquirido Alien Empire. Y una curiosidad para TVE, Litless Pep Show.

Otros megadocumentales factibles sólo por la creciente cooperación entre grandes productores del mundo- presentados en Cannes son Cold War. A Television History, presentada por Tumer Original Productions sobre una idea original de Ted Turner (1.300 millones de pesetas por 10 entregas de una hora), que sólo está lista para 1998; The peoples century, una coproducción entre BBC y la televisión pública norteamericana (26 episodios) que ha sido vendida ya a 15 países y fue en su momento adquirida por la FORTA para España).

El clásico National Geographic volverá a Canal + con los nuevos especiales del 95, además de nuevos títulos de la colección Partridge y de las series de divulgación de la RBC (gran éxito en la cadena codificada de El gran tiburón blanco). Animal Destiny es una curiosa forma de contemplar el mundo animal, en este caso desde su carga simbólica y mítica en las diferentes culturas, que veremos en TVE. El documental histórico o el biopic relacionado con figuras y temas de actualidad ha sido también un punto de atracción. Especialmente cuando lo protagonizan figuras del mundo de la comunicación, como Murdoch, un programa actualmente en preproducción que ha adquirido Canal + y en el que se analiza la peripecia del magnate de la televisión y la prensa.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS