Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEPORTES

Romay salta al fútbol americano con Los Panteras

Estaba aburrido de correr por los parques. Femando Romay, histórico jugador del Real Madrid de baloncesto, quería acción. Cada vez que se pasaba por una cancha de baloncesto de barrio se le tiraban encima "a degüello", dice. Fue entonces, hace un mes, cuando su amigo Colomán Trabado, el atleta, le ofreció entrar en el equipo de fútbol americano de Los Panteras de Madrid. Y ahí está. Ayer se entrenó con sus compañeros en La Peineta. "Quería empezar desde cero con otro deporte", dice Romay. Su entrenador asegura que estará en condiciones de jugar la Liga en enero.

Parece una plantilla de enanitos y, sin embargo, casi todos superan el 1,80. Romay, con el número 43, se entrenaba ayer con el grupo de los novatos sobre la alfombra verde de La Peineta. Sus compañeros le arropan, le dan consejos continuamente. "A él le mimamos más que a ninguno", cuenta Mariano de las Heras, jugador y presidente del club. "Yo estoy aquí para divertirme", dice el pívot., "No es mi profesión, es un hobby". El fichaje sorpresa de Los Panteras no cobrará, como la mayoría de sus compañeros. "Tal vez no pueda entrenarme todo lo que debiera, pero espero que cuenten conmigo". Y a juzgar por lo que dice el entrenador, está claro que Romay, de 35 años, jugará. "Tiene que bajar su centro de gravedad para poder jugar a la altura del resto de jugadores, pero en dos meses estará en condiciones de jugar", asegura Javier Nieto, preparador, de 26 años. "No será titular, porque somos los campeones de Liga y aquí hay grandes jugadores, pero jugará. Aprovecharemos sus 130 kilos", agrega. Los Panteras afronta el sábado una cita clave: la semifinal de la Copa de España.

Hay quien piensa que Romay es demasiado alto para este deporte. En la Liga americana hay un jugador. que mide 2,08, cinco centímetros menos que Romay. También se comenta que está machacado Por su carrera bajo los aros, que sus rodillas peligran. "Su trabajo va a ser sujetar al adversario y tiene cuerpo para eso, no hay peligro", dice, De las Heras, el jugador-presidente de 27 años. Romay prefiere no pensar en las lesiones y, declara. sus ganas de aprender. "La gente cree que este deporte consiste en chocar los cuernos de unos contra los otros, como las cabras. Pero el un deporte noble, en el que hay que tener coco, orden y sincronización", comenta.

El problema principal parecía ser, en un principio, encontrar una coraza y un casco a su medida. Se hicieron gestiones para importarlos de Estados Unidos, pero no resultó. Al final, Romay se dio cuenta de que podía utilizar los de un compañero sin problemas: "Soy menos cabezón de lo que pensaba", bromea.

Romay llega a un equipo que atraviesa apuros financieros: todavía buscan un patrocinador que les permita pagar los gastos de transporte y los sueldos del equipo técnico. Una marca de. ginebra ya financia los uniformes y el pago de arbitrajes. Al menos, Los Panteras -antes de Getafe, ahora de Madrid- cuentan con un estadio de verdad -en el que inaugurarán en breve una escuela de fútbol americano- Antes se entrenaban en un campo de tierra del Parque de las Avenidas.

Semifinal de la Copa de España. Panteras de Madrid-Pioners de Hospitalet. Sábado, a las 17.30, en La Peineta (Avda de Arcentales, s/n). Gratis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de octubre de 1995