Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: PRIMERA DIVISIÓN

Setién rompe la red con un gol y el árbitro lo anula

La locura del fútbol español continúa. Ayer se sumó Rubio Valdivieso que, de acuerdo con uno de su ayudantes, anuló un gol al Racing que no tuvo nada de fantasma. Fue un golazo de Setién, que al cuarto de hora remató con tanta fuerza que el balón rompió la red y se estrelló en las vallas con estrépito. El árbitro, en la vertical, se dirigió al centro del campo, como los jugadores de los dos equipos. Todos vieron gol, menos una persona.

El caso es que esa decisión inaudita disparó un partido hasta entonces plano, que se atenía a las normas, con un ligero dominio local. El Racing, colista y que llegaba con ocho goles encajados, se rehizo a la injusticia e incluso al palo del 1-0, cuando el Sporting había perdido el mando. Pero aún hubo más. Cuando el empate había curado en parte la herida, Julio Salinas la volvió a abrir con un gol de los suyos, confuso a más no poder.

El segundo tiempo fue trepidante con alternativas constantes. Al final la ruleta se paró en el número del Sporting, el 15 de Julio Salinas, que logró otro gol marca de la casa. Su contribución fue decisiva para que el Sporting acabase con el gafe del Racing, al que no ganaba desde su regreso a Primera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de septiembre de 1995