Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Yo entre ellos

Camino de Valencia, a los 15 kilómetros, ha empezado a atacar gente, y yo entre ellos. Lo tenía previsto, más que nada para ver si pasaba lo del día anterior, cuando un corte antes del puerto llegó a meta. Así que me fui solo, pensando que conmigo vendrían tres o cuatro, pero cuando volví la cabeza y vi que no me seguía nadie me dije que no iba a ninguna parte y que yo solo lo tenía imposible con tantos kilómetros por delante. Después se me juntó Pantani, y hasta nos relevamos un poco, pero los del ONCE ¿echaron enseguida la fuga abajo. Entré luego en otro corte con varios, pero en cuanto vi que el TVM se ponía a tirar decidí que ya no me verían más el pelo escapado.Cuando empezamos a subir la Carrasqueta los castellblanch cogieron las riendas. Nos subieron a un ritmo bastante vivo, creo que para castigar a los sprinters y hasta lograron que se quedaran cortados Blijlevens, que luego abandonó, y Minali, y, sin embargo, hicieron una cosa muy rara se pararon y entraron los descolgados por detrás. Al final. se vio que importaba poco porque les ganó Wust, que se supo aprovechar del trabajo de otros equipos.

Cuando tengo un rato libre pregunto por mis animales. En mi casa hay de todo y. para todos los gustos. Tengo a mi gatita Cathy, blanca como un siamés, a una perra boxer que no puedo cruzar, a mí periquito Paquito, gallinas, pollos, palomas -eso mi hermano, que se dedica a la colombicultura: a ver qué palomo se liga a la paloma, conejos y un canario; y esta semana cria una rotweiler y me dan un cachorro. También teníamos en casa un loro que desgraciadamente pilló un aire y se murió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de septiembre de 1995