FÚTBOL: PRIMERA DIVISIÓN

El Mérida aprueba en su debú

El Mérida salvó con dignidad su debú entre los grandes. En principio parecía lo más importante, pero al final supo a poco. Un cierto complejo de inferioridad, la falta de ambición en algunos momentos la mala fortuna en dos disparos al poste y una polémica decisión de Fernández Marín marcaron el resultado.

El juego del Betis resultó fluido pero sin resolución y el Mérida aparcó los nervios. Se echó hacia la derecha y llegó el primer aviso de los locales en las botas de Quique Martín. Al borde del descanso, con un Mérida confiado, llegó el empate del Betis en jugada a balón parado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de septiembre de 1995.

Lo más visto en...

Top 50