Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL FINAL DE LA SUPERCOPA

Un puñado de malas notas

El Madrid se encontró con un nuevo mal resultado en su tercer enfrentamiento del verano con el Deportivo. Esta vez jugó mejor que el rival, pero sus jugadores, individualmente, volvieron a concluir el partido con mala nota.Cañizares. Ofreció inseguridad. Pese a enseñar una gran parada a tiro de Bebeto, acumuló más errores que aciertos. Sus fallos más llamativos fueron una salida en falso en un córner y su falta de decisión para salir a los pies de Begiristain en el segundo tanto deportivista.Fernando Hierro. El especialista del Madrid en las jugadas a balón parado al fin demostró por qué. Pocos recordaban en el Bernabéu un gol del malagueno en el lanzamiento de una falta. Todos sus tiros arrancaban un puñado de ¡huys! de las gradas, impresionadas sin duda por la potencia con la que el balón se golpeaba contra la valla de publicidad, pero nada más. Ayer, al fin, su zapatazo acabó en el fondo de la red. Fue el segundo gol de estrategia del Madrid en los últimos días. Es curioso, justo cuando el conjunto blanco empieza a perder alguno de los valores que mostró el año pasado, encuentra el acierto en uno de sus puntos flacos de entonces, las acciones a balón parado.Milla. Acumuló 60 intervenciones, mayoritariamente con acierto. Su juego volvió a ser de corto recorrido, lleno de toques seguros pero in trascendentes. Sólo en tres ocasiones alargó el pase al frente más de diez metros. No recuperó demasiados balones. En realidad, el Madrid no lo necesitó: tuvo la pelota siempre.Rincón. Sigue desconectado. Desde su nueva ubicación, pegado a la banda derecha, encaró los uno contra uno con más frecuencia y decisión que el día de su debú, pero sin éxito. Intentó dos veces el remate. A los 9 minutos, en un tiro lejanísimo que tropezó en un defensa, y a los 42, en un disparo desde la frontal del área, a centro de Luis Enrique, que se le fue al banderín de córner.Zamorano. Estuvo más cerca de su versión de hace dos temporadas que de la anterior. Tuvo dos ocasiones claras (en una de ellas ya había desbordado al propio Canales) pero le faltó puntería. Su mejor acción, un cabezazo que entró por la escuadra, pero fue invalidado por una supuesta falta sobre Ribera.Laudrup. Los dos detalles más luminosos del partidos llevaron su firma: un taconazo soberbio sobre Quique Flores (Canales detuvo su posterior remate) y un túnel a Fran. Lo intentó, pero no logró dotar de continuidad a su inspiración. Apareció por el partido a ráfagas. No fue el mejor Laudrup.Soler. No fue el lateral de largo recorrido que Valdano buscó cuando recomendó su contratación. Su aportación ofensiva fue inexistente. Todo el peligro por esa banda lo llevaron Amavisca y Luis Enrique. El Madrid se inclinó más por el lado derecho, con Quique, y Michel en la segunda parte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de agosto de 1995