'Sylvan' y 'Spirou', dos nuevas series de dibujos para después de las vacaciones

Las cadenas españolas tienen en el público infantil una parte importante de su audiencia, de ahí que potencien cada vez más sus programas dirigidos a los niños, sobre todo a través de los dibujos animados. Tras las vacaciones, dos nuevos series llegarán a las pantallas. Antena 3 emitirá las aventuras de Spirou y Fantasio, basadas en el tebeo del mismo nombre, mientras que las autonómicas tiene previsto ofrecer Sylvan, una serie animada de producción totalmente española ambientada en el mundo medieval.

Las seis cadenas autonómicas de televisión -Telemadrid, Televisión de Galicia, Canal Sur, Canal 9, Euskal Telebista y TV-3- emitirán conjuntamente, a partir del próximo mes de septiembre, Sylvan, una serie ambientada en el siglo XII e inspirada en cuentos y leyendas procedentes de la Edad Media. El protagonista es Sylvan, un joven y apuesto lobo elegido por el destino para combatir las fuerzas del mal y luchar por un mundo más justo y libre.Esta serie, que está dividida en 65 capítulos, es obra de la productora española D'Ocon Films, creadora de otros dibujos infantiles de éxito, como Los Fruittis y Delfy.

Por su parte, Antena 3 emitirá en otoño Spirou y Fantasio, una serie que cuenta las aventuras dé- estos dos reporteros del cómic, quienes estarán acompañados por la ardilla Spip, el conde de Champignac, la avispada Seccotine, el inteligente coche Penélope Roboturbo y el malvado Vito Cortizone. De momento, se han terminado un total de 26 episodios de media hora de duración. Otros tantos están ya en proyecto.

Los dos protagonistas, Spirou y Fantasio, nacieron de la mano del dibujante francés Rob Vel allá por 1938. Las viñetas de los dos aventureros, están recogidas en 44 tebeos y venden cada año más de dos millones de ejemplares en todo el mundo.

La propietaria de los personajes, la editorial francesa Ediciones Dupuis, se ha ocupado directamente del complicado proceso de adaptación de un medio a otro, para cuidar al máximo la identidad de sus criaturas. Y lo ha hecho gracias a complicadas técnicas de animación, que permiten simular decorados originales, y a la realización de gran número de dibujos por cada minuto de animación. En todo el proceso ha colaborado también la productora D'Ocon Films, además de la cadena francesa TFI y dos empresas de comunicación canadienses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de agosto de 1995.