Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana elogia el "coraje" de Aranguren por su defensa de los GAL

El ministro de Asuntos Exteriores, Javier Solana, elogió ayer el "coraje" del catedrático de Etica José Luis López Aranguren por haber manifestado que, en 1983, los GAL eran la única forma de combatir a ETA. "Ha habido mucho travestismo político, social y jurídico en los últimos meses. Aranguren ha tenido el coraje de decir en público lo que muchos pensaban en privado y no lo decían. Hay mucha hipocresía entre las voces que más atacan al Gobierno con el tema GAL", dijo Solana a Onda Cero."A lo largo de los años 83, 84 y 85, en que teníamos atentados prácticamente todas las semanas, creo que, sin decirlo públicamente, la conciencia colectiva de los españoles quería un basta ya que fuera eficaz", agregó en declaraciones a Radio Nacional.

"Es verdad que, cuando se analizan aquellos acontecimientos a la luz del año 1995, a todos nos gustaría no haber pensado aquello o que aquello no hubiera sucedido", concluyó.

Solana también se mostró partidario de que el Tribunal Supremo se pronuncie "pronto" sobre la inculpación de Felipe González, Narcís Serra, José Barrionuevo y Txiki Benegas en el sumario del GAL "para que ponga a cada uno en su sitio".

Matización del catedrático

Sin embargo, el propio López Aranguren matizó ayer en San Lorenzo de El Escorial (Madrid) sus palabras, o la versión de las mismas difundidas por los medios de comunicación, alegando un "malentendido"."Entonces, como ahora, me mostraba y me muestro convencido de que una buena parte de nuestra sociedad comprendía y se explicaba la reacción del Estado ante la violencia terrorista, pero nunca se me ocurrió ni se me ocurre ahora pensar que sea admisible éticamente confundir semejante comprensión o explicación con la justificación de algo tan injustificable como el ejercicio de la violencia estatal al margen de la ley", afirmó Aranguren mediante un comunicado.

El catedrático, de 86 años, comienza su texto reconociendo que se siente viejo y que tiene "cierta dificultad" para hacerse entender "correctamente", por lo que renuncia a desmentir o rectificar las informaciones sobre lo que dijo en Las Palmas de Gran Canaria: "Lamento de veras la confusión que se ha creado en torno a mis palabras de días atrás. Si ha habido alguna torpeza de mi parte al expresarme, no tengo el menor empacho en presentar a todos mis excusas, pues rectificar no es de sabios, sino sencillamente de hombres".

Tras distribuir el texto, López Aranguren agregó: "Se comprende, no digo que se justifique de ninguna manera, ni ética ni jurídicamente, que se montase el GAL. En aquella época, yo vivía en San Sebastián y me sentía completamente vasco. Naturalmente, yo estaba en contra de eso que se llamó GAL, pero he tratado de entenderlo y explicarlo y esa lucha no era tan disparate como pudiera parecer

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de agosto de 1995