Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Discrepancias entre las petroleras en la creación de la Corporación de Reservas

La Corporación de Reservas Estratégicas (Cores), entidad que se encargará de asegurar las reservas de petróleo de las empresas que operan en España, se constituyó con polémica. En la primera reunión para la elección del consejo vocal, celebrada el pasado jueves en Madrid, varias compañías minoritarias presentaron una queja a la Administración con tres peticiones: que Cores sea auditada cada año por una empresa independiente; que la capacidad de almacenamiento se contrate mediante concurso público, y que se garantice una total transparencia informativa de las actuaciones de la sociedad.Esta solicitud se produjo tras haberse votado los vocales que formaron la comisión de Cores, que tendrá un número total de ocho (incluido el presidente, Ceferino Argüello, y dos miembros de la Administración).

Para ser vocal se necesita el 75% de los votos, y sólo pueden alcanzar esa cifra entre Repsol, CEPSA y BP Oil España (49,82%, 21,57% y 7,14% de cuota, respectivamente, según los datos de Cores), las tres empresas que tienen refinerías en España. A la votación se presentaron representantes de estas tres empresas, así como de Shell (2,49%) y de Total (1,80%) y fue rechazado el presidente de Dineff, Antoine Lecea. Dineff es una empresa distribuidora domiciliada en el sur de Francia con una pequeña red en España, principalmente en Cataluña.

Según fuentes cercanas al grupo que presentó la queja, el objetivo de que estuviera Dineff era que los minoritarios tuvieran presencia en la comisión. Al no poder prosperar esa intención, decidieron presentar la queja. En realidad, a excepción de las tres principales, ninguna empresa produce en España, en donde en estos momentos hay 22 compañías distribuyendo productos petrolíferos.

Las fuentes consultadas han manifestado que tanto Shell como Total están en sintonía con las productoras. Shell, que ocupa el cuarto lugar en cuota de mercado tras las productoras, participa en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), antigua Campsa, y Total tiene un acuerdo de distribución. CLH es la única que en estos momentos tiene capacidad para almacenar las reservas estratégicas que se exigen, de 30 días. Es decir, si se hiciera un concurso público la única que se podría presentar sería CLH. Por eso, los minoritarios piden que se pueda almacenar fuera de España transitoriamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de julio de 1995