El futuro Código Penal carecerá de normas transitorias para los jóvenes de 16 a 18 años

La Comisión de Justicia e Interior del Congreso de los Diputados concluyó ayer su dictamen sobre el proyecto de Código Penal, que el próximo día 22 de junio comenzará a debatirse en pleno, para su finalización antes de las vacaciones de verano. En cambio, fracasaron los intentos de IU de que se establezcan medidas transitorias para los delitos cometidos por jóvenes de entre 16 y 18 años, acordes con la nueva mayoría de edad penal a los 18 años.El último de los preceptos del futuro Código Penal fue aprobado por unanimidad. El PSOE aceptó las enmiendas de IU, PNY, CiU y PP para que entre en vigor seis meses después de su publicación (el proyecto de ley decía tres meses).

No tuvo éxito la propuesta de Diego López Garrido (IU), acorde con la elevación ole la mayoría de edad penal de 16 a 18 años, de establecer como norma puente, hasta tanto se apruebe una Ley Penal Juvenil y del Menor, la vigente ley orgánica 4 / 1992, reguladora de los Juzgados de Menores y actualmente aplicable sólo a menores de 16 años. La socialista Carmen del Campo aseguró que la Ley Penal Juvenil y del Menor estará aprobada probablemente antes que el Código Penal y, en todo caso, estimó "no adecuado" aplicar a jóvenes de 17 y 18 años normas previstas para niños de 14 a 16 años.

Tampoco prosperaron propuestas respectivas de PP e IU para establecer los recursos suficientes para aplicar el nuevo código y, en concreto, las instalaciones para el cumplimiento de los arrestos de fin de semana, y para que se elabore una ley orgánica de ejecución de medidas de seguridad y sustitutivas de la pena de prisión, como los trabajos en beneficio de la comunidad.

Del Campo contestó, por el PSOE, que lo esencial está en el código y el desarrollo puede hacerse por reglamento. Aseguró que existen instalaciones para los arrestos de fin de semana, ya (que se cuenta con las 5.000 plazas; de los reclusos de tercer grado [que pasan el fin de semana fuera de la cárcel], y se calcula en 700 personas las que cambiarán la pena que actualmente cumplen por la de arresto de fin de semana.

La sesión concluyó con agradecimientos mutuos de los portavoces parlamentarios y el presidente de la comisión, el socialista Javier Sáenz Cosculluela, por el clima constructivo de trabajo desarrollado para la "obra histórica" (según el diputado del PP Ignacio Gil Lázaro) de elaborar "el Código Penal del siglo XXI" (en palabras del portavoz socialista Javier Barrero).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS