Muere un alpinista catalán al caer en a ascensión al McKinley, en Alaska

Albert Puig, montañero de 26 años y residente en Barcelona, falleció ayer al caer desde 1.000 metros cuando, junto con dos compañeros, trataba de coronar el McKinley (Alaska), de 6.195 metros de altitud, la cima más alta de América del Norte. Puig se precipitó por una de las caras de la arista West Rib, ruta elegida por el grupo de alpinistas. Climent Lupón, de Barcelona, y Xavier Delgado, de El Masnou, ambos de 34 años y compañeros de cordada, fueron rescatados con síntomas de congelación y fatiga.

De acuerdo a las primeras hipótesis, los montañeros iniciaron la ascensión por la denominada ruta West Rib, un espolón que se sitúa entre la vía West Buttress y la arista Cassin. Poco después de dejar el último campo de altura se pusieron en contacto por radio para pedir ayuda al servicio de rescate de Parques Nacionales de Estados Unidos, cuando se encontraban a unos 5.800 metros de altitud. El motivo de la llamada de auxilio se debió a la entrada del mal tiempo en la zona, la fatiga acumulada por los alpinistas durante la ascensión y la imposibilidad de alcanzar un lugar donde pudieran ser recuperados por medio de un helicóptero. El accidente mortal ocurrió mientras esperaban la ayuda.John Quinley, portavoz del Servicio de Parques, señaló que los montañeros rescatados con vida, presentaban claros síntomas de cansancio y mal de altura. Quinley manifestó: "El McKinley, a pesar de ser visitado cada año por numerosas expediciones, es un monte muy serio al que se le debe respeto. Seguramente, los alpinistas españoles han sobrevalorado sus posibilidades reales".

A última hora de ayer, se deconocía si el cuerpo del alpinista fallecido había podido ser rescatado, según anunció Catalunya Radio. Los preparativos para repatriar el cadáver, una vez se haya localizado, podrían dificultarse por la ausencia de representación diplomática española en Alaska. El McKinley es famoso por sus condiciones meterológicas árticas. La montaña está considerada en el mundillo alpinista como "la más fría del planeta e imiprevisible "Tiene una enorme masificación. Pueden reunirse en el intento de coronarla hasta 900 alpinistas, como ha sucedido esta temporada, entre los meses de abril y junio. La montaña ya se ha cobrado este año cuatro muertos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS