Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS:ROLAND GARROS

Arantxa: "Lo intentaré de nuevo el año próximo"

Graf ganó un torneo en el que no contaba llegar a la final

Final feliz: Arantxa estaba satisfecha pese a la derrota, Steffi no acababa de creerse su victoria. Ni una ni otra confiaban en llegar siquiera al último partido del torneo, debido a sus problemas físicos, la espalda para la alemana, el estómago para la española. "Estoy feliz de todas formas y lo intentaré de nuevo el año próximo, ése es mi carácter", dijo Arantxa Sánchez Vicario tras disputar el encuentro. "Ha sido una victoria muy, muy especial", comentó Steffi Graff.La primera en comparecer ante los periodistas fue Arantxa. Y lo hizo entre aclamaciones. Fuera de la sala de prensa, en una de las avenidas del club de tenis, un nutrido grupo de aficionados españoles la vitoreó hasta que la tenista se asomó a la ventana para saludarles y darles las gracias. "¡El año que viene!", les prometió a sus seguidores.

MÁS INFORMACIÓN

"El virus en el estómago me ha afectado durante todo el torneo y ha perjudicado mi juego. No es ninguna excusa, pero me ha restado un punto de fuerza. Aún así", explicó, "estoy satisfecha, porque en algunos momentos no me sentí en condiciones de llegar a la final. Y a Steffi la he encontrado más fuerte que nunca, muy segura y con muy pocos errores. Ahora hay que pensar en Wimbledon, un torneo en el que no he conseguido pasar ningún año de los cuartos de final y que esta vez afronto con muchas ganas".

Arantxa había entrado en la pista como número uno del mundo y había salido de ella como número dos. Pese a la presencia de la infanta Cristina, del ministro de Educación y Ciencia, Gustavo Suárez Pertierra, y de un grupo de entusiastas españoles, el público había animado sin cesar a su rival. Pero ni eso había quebrado su moral y su empecinamiento en "ser positiva". "La gente ha estado con Steffi desde el principio, y me parece normal. Deben estar un poco hartos de campeones españoles. En cualquier caso", siguió, "es buena la alternancia en el número uno de la clasificación, porque mejora la competición. Para recuperar el título de Roland Garros tendré que esperar al menos un año, pero para volver a ser la primera tenista, si hay suerte, necesitaré menos tiempo. Eso da emoción".

Las lágrimas del triunfo

Steffi lloró al recibir la copa de campeona, y luego explicó por qué: "Las seis semanas previas a Roland Garros fueron muy difíciles. No pude prepararme mucho por los problemas de espalda y, en realidad, en algún momento llegué a pensar que no podría disputar el torneo. Desde luego", dijo, "no soñaba con llegar a la final. Me había hecho a la idea de ir a jugar el torneo de Lisboa [que empieza la semana próxima] porque contaba con una eliminación prematura. No estaba segura de nada, los días y las semanas estaban llenos de altibajos. Por eso, al ganar, al recibir el trofeo, me he emocionado más que nunca. Ha sido una victoria muy, muy especial".Tras su victoria de ayer, Steffi Graf necesita ganar sólo otros dos torneos del Grand Slam para igualar a la mítica y recién jubilada Martina Navratilova. Alguien se lo recordó anoche. "¿Sí? Me da usted la primera noticia. Nunca pienso en eso", respondió, "no me gusta mirar tan hacia arriba".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de junio de 1995