Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los musulmanes se hacen notar

El PP ha logrado la victoria en las primeras elecciones de carácter autonómico de Ceuta, a la Asamblea de la ciudad. El triunfo de los populares, encabezados por Jesús Fortes, no es, sin embargo, suficiente como para permitirles gobernar en solitario. Los 13 escaños necesarios para ello deberán sumarse desde los pactos.De la mano de Fortes, el PP ha conseguido en Ceuta más del 30% de los votos. El batacazo ha sido para el partido localista Progreso y Futuro de Ceuta (PFC), que de once ediles ha pasado a seis, un 20% de los sufragios. Otra formación local, Ceuta Unida (CU), crece de dos a cuatro. Mientras tanto, el PSOE se mantiene en los tres que ya tenía. Este último dato habrá que dejarlo, no obstante, en reserva, ya que un concejal depende aún del definitivo recuento que haga el miércoles la Junta Electoral Central. Noventa y cinco votos de los residentes en el extranjero decidirán si los socialistas logran su cuarto escaño o si éste va a manos del Partido Democrático y Social de Ceuta(PDSC); es decir, si por vez primera un partido de carácter musulmán logra representación en el Ayuntamiento ceutí.

A la vista de estos resultados, se apuntan todo tipo de pactos: desde un acuerdo PP-PSOE en defensa del estatuto hasta uno entre los populares y CU o un tercero entre PFC-PSOE y CU que dejaría fuera al PP y que vendría a ser la repetición del que ha presidido la mitad de la legislatura que ya acaba. Si las elecciones eran también un referéndum sobre el estatuto, quedan claras las tablas.

Más claro resulta el mapa político en Melilla, donde el PP e Ignacio Velázquez repiten triunfo, si cabe aún más abultado que en 1991. Los resultados del 28-M dan al que ya era alcalde 14 de los 23 concejales, dos más de los que ya disfrutaba. El PSOE se hunde considerablemente pasando de once a cinco escaños, Unión del Pueblo Melillense (UPM) se queda con dos y la novedad viene también de la mano de una fuerza de carácter musulmán, la Coalición por Melilla, que hace suyos hasta cuatro ediles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de mayo de 1995