Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
28 MAYO

El PP arrasa en las grandes ciudades y bloquea el posible pacto PSOE-IU

Las grandes ciudades serán gobernadas por el Partido Popular. El triunfo de los populares alcanzó a 40 de las 50 capitales de provincia, más Ceuta y Melilla, y a 17 de las 20 mayores ciudades del país. Los datos de las elecciones municipales muestran que el descalabro del PSOE -que, sin embargo, resiste en la España rural- no se ha compensado con el fuerte ascenso de Izquierda Unida, por lo que un posible pacto entre ambas fuerzas políticas no evitará el control de los populares en la mayoría de los grandes municipios del país. El PP obtuvo el 35,14% de los votos, contra el 31,10% del PSOE y el 12% de IU.Las elecciones municipales confirmaron ayer el vuelco político anticipado hace apenas una semana por las encuestas. El PP podrá gobernar en buena partede las capitales de provincia (40 sobre 50), mientras que el PSOE tendrá que hacer gala de sus mejores habilidades negociadoras para mantener una mínima parte de los grandes ayuntamientos.

Los populares suman 7.686.460 votos en las elecciones municipales, lo que les dan 24.574 concejales en toda España, frente a los 6.746.120 votos y 21.000 concejales de los socialistas. Ni siquiera un pacto con Izquierda Unida a nivel nacional -que el líder de IU, Julio Anguita, ha rechazado-, le valdría para mantener una cuota de poder municipal acorde con su influencia nacional.

El partido que lidera José María Aznar podrá gobernar en solitario en 32 capitales de provincia, además de Ceuta y Melilla. Destacan entre ellas las emblemáticas ciudades de Madrid, Valencia, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Valladolid, Murcia, Palma de Mallorca, Granada y Oviedo. La lista se amplía a todas las capitales de provincia de Castilla-La Mancha y Castilla-León, en donde los socialistas han sufrido un durísimo descalabro.

Además, los populares han sido la fuerza más votada en la mayoría de los grandes municipios, pudiendo ganar en ayuntamientos de comunidades tradicionalmente gobernadas por el PSOE, como Extremadura. De las 20 mayores ciudades de España, los populares vencieron en 17, el PSOE en dos (Coruña y Barcelona) y el PNV en Bilbao.

Por su parte, el PSOE tan sólo consiguió la mayoría absoluta en una capital de provincia: La Coruña, en donde Francisco Vázquez podrá seguir como alcalde durante los próximos cuatro años, tras una reñida campaña contra el candidato popular, al que supero en cinco concejales.

Acuerdos con nacionalistas

En Barcelona y San Sebastián, los socialistas fueron la fuerza más votada, pero tanto Pasqual Maragall como Odón Elorza necesitarán aliados para mantenerse al frente de sus respectivos ayuntamientos. Izquierda Unidaen Barcelona y el PNV y EA en San Sebastián podrían ser los socios de los socialistas para mantenerse en el poder. Aunque en la capital guipuzcoana el PP empató en número de concejales con el PSOE, batiendo ambos con claridad a los tres partidos nacionalistas (PNV, HB y EA).

En otras ciudades vascas, como Bilbao y Vitoria, el PNV necesitará apoyos para lograr mantener sus alcaldías, por lo que la traslación del gobierno tripartito PNV-PSOE-EA a los municipios aseguraría a esta posible coalición el poder en un buen número de municipios. HB perdió fuerza en las municipales.

En cuanto a un posible pacto PSOE-IU, los primeros datos de las elecciones indican que no tendría tanto poder como auguraban algunos líderes de la izquierda. El avance del PP ha eclipsado el de IU en toda España. Lo que, unido al descalabro socialista, limita notablemente las posibilidades de éxito de un acuerdo global entre ambos grupos políticos. Hay, sin embargo, algunas batallas importantes pendientes de los resultados definitivos de estos comicios y de las posteriores negociaciones.

Pactos en Andalucía

Andalucía es, sin duda, la principal comunidad autónoma en donde Izquierda Unida tiene la llave de la gobernabilidad. En Málaga, la victoria electoral de Celia Villalobos (PP) podría truncarse con un pacto de IU -Antonio Romero obtuvo el segundo puesto- con el PSOE.

En Córdoba empataron a 12 concejales PP e IU y podría suceder lo mismo con el apoyo de los cinco socialistas, al igual que en Huelva, en donde los 15 concejales sumados del PSOE e IU podrían desbancar los 12 de los populares. El caso de Sevilla es más complicado, ya que el actual pacto entre el PP y el Partido Andalucista de Alejandro Rojas Marcos volvería cerrar las puertas a cualquier pacto de izquierdas.

En otras dos grandes ciudades, Gijón y Alicante, un posible pacto de fuerzas de izquierda podría impedir una alcaldía del PP. En ambos casos, la lista popular ha sido la más votada, pero una alianza PSOE-IU sumaría más concejales que los del PP.

Sea como fuere, la coalición que lidera Julio Anguita lleva semanas insistiendo en que IU no firmará un pacto global con el PSOE -anoche lo repitió en su primera comparencia pública, al decir que "quien lo piensa está equivocado"-, sino que negociará "caso a caso", en cada uno de los municipios en los que el acuerdo asegure la alcaldía a un candidato de izquierdas.

Los resultados de las elecciones y un posible pacto PSOE-IU podrían afectar, asimismo, al actual apoyo de Jordi Pujol al Gobierno de Felipe González. A pesar de que ambos insistieran ayer en que la legislatura seguirá sin problemas tras los resultados de las autonómicas y municipales, los malos resultados de CiU podrían hacer variar el panorama en las próximas semanas. Además de perder la batalla electoral por el Ayuntamiento de Barcelona, la coalición de Pujol ha salido derrotada en Lleida, Girona y buena parte de las grandes ciudades industriales, en las que el PSOE ha salvado el honor. Ha sido precisamente en Cataluña en donde los socialistas han conseguido mejores resultados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 1995