Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La serie policiaca "Principal, sospechoso" retorna con mayor realismo

Antena 3 Televisión -que ya emitió los primeros episodios- ha quirido los derechos de emisión de las últimas entregas de Prime suspect (Principal sospechoso), la galardonada serie británica de Granada Television que sigue los pasos de la -inspectora de policía Jane Tennison. Protagonizada por Helen Mirren, candidata este año a un Oscar por su papel en La locura del rey Jorge, Prime suspect exhibe en sus nuevos episodios un formato distinto y un redoblado realismo.

En la última entrega de Prime suspect la tradicional estructura de serialización se sustituye esta vez por tres episodios compactos, de dos horas de duración, en los que la inspectora resuelve sus respectivos casos.Distintos guionistas y directores colaboran en la producción de la trilogía -The lost child (El bebe desaparecido), Inner circles (Círculos internos) y The scent of darkness (El aroma de la oscuridad)-, que se emitirá en unos 25 países además de España. En el Reino Unido, la serie obtuvo una cuota media de audiencia en torno a los 13 millones de espectadores, unos cuatro millones menos que la lograda por los culebrones más populares que se emiten allí.

Premios internacionales

El éxito comercial y artístico de Prime suspect viene avalado por una colección de premios internacionales, incluidos dos Emmy a la serie y tres Bafta por la interpretación de Mirren. Al mismo tiempo, su popularidad se mantiene debido a la personalidad de la que hace gala la inspectora y a la actualización de sus contenidos.

Tennison es una profesional competente que se enfrenta con sus superiores y no duda en denunciar abusos de corrupción dentro del cuerpo policial. Pero se muestra también como un personaje emocionalmente vulnerable que cuestiona en ocasiones la validez de su obsesión por el trabajo.

Por otra parte, los casos que se resuelven sirven de trampolín para recuperar temas considerados de actualidad internacional, como el resurgir de la pedofilia, las presiones de las madres profesionales, la corrupción política y policial, asesinatos en serie y presuntos errores judiciales. El nuevo formato garantiza además la resolución de un crimen que ha mantenido en tensión al espectador durante dos horas consecutivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de mayo de 1995

Más información

  • Antena 3 ha comprado los derechos de emisión