Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Quizá hay balones socialistas"

Como árbitro de fútbol "ya logré todos los escalafones", y en los comicios municipales inminentes, al lado de "mi ídolo del PSOE, Eduardo Martín Toval", el hombre del pito nacional e internacional aspira a una concejalía en Málaga.Pregunta. ¿Le hace feliz ser árbitro?

Respuesta. Enormemente feliz.

P. ¿Podría decirse que Salomón fue el primer árbitro?

R. No, los árbitros no somos salomónicos.

P. ¿Por qué pita?

R. Por amor a la justicia deportiva.

P. ¿Por qué hay Ministerio de Cultura y no de fútbol?

R. Yo diría: ¿por qué hay Ministerio de Cultura y no del deporte?

.P. ¿Llegará a árbitro el juez Garzón?

R. Ya trata de ser buen árbitro.

P. ¿La labia de Gil y Gil es de este mundo?

R. Parece que sí, pero viene de otra galaxia.

P. ¿Sueña cuando ve un cheque, rectangular como un campo de fútbol?

R. En absoluto, tengo lo suficiente.

P. ¿Cuál ha de ser la cualidad del árbitro?

R. Honestidad y amor al fútbol

P. ¿Y la de un concejal?

R Servir a tu gente.

P. En España hay 8.000 árbitros: ¿es base para la industria del pito?

R. Es una buena base, pero aún hay que dotarla de medios.

P. ¿Tendría que ser universitario un árbitro?

R. No necesariamente.

P. En España hay 5.000 partidos de fútbol por semana: ¿qué dirá el cielo?

R. Si le gusta el fútbol estará encantado de la vida.

P. Usted sale al campo y manda más que nadie, ¿qué es el poder?

R. Es el fútbol quien me hace poderoso.

P. Señor candidato del PSOE, ¿hay balones socialistas?

R. Quizá.

P. ¿No le gustó ser futbolista?

R. No, fui árbitro desde joven.

P. ¿Manda más en'el campo o en su casa?

R. En mi casa, nada.

P. Hay clase política, otras clases..: ¿hay casta arbitral?

R. Sin duda, existe la casta arbitral.

P. ¿Ha merendado con Mendoza?

R. Jamás.

P. ¿Qué diferencia a Núñez de todos los demás presidentes?

R. Que es el presidente del FC Barcelona.

P. Antes había guerras civiles por hambre y analfabetismo: ¿estallaría hoy una guerra si se decretara la desaparición del fútbol?

R. Ni Dios se plantearía hoy esa cuestión.

P. Ser árbitro, ¿no es un poco ir de fin de semana gratis con cana al aire incluida?

R. En mi caso, no.

P. ¿Por qué entra en política?

R. No entro en política, voy a trabajar por mi ciudad.

P. ¿Habla con más precauciones como árbitro o como aspirante a concejal?

R. Hablo como siempre, con sinceridad.

P. ¿Qué es eso?

R. Bueno, yo soy prudente.

P. ¿Cuál es el mejor árbitro del mundo?

R. No lo conozco.

P. Si un árbitro puede ser político, ¿Anguita puede ser árbitro?

R. Sí, ¿por qué no?

P. ¿Es una enfermedad querer ser árbitro?

R. No, es vida.

P. ¿Cuál es el cogollo de la polémica arbitral?

R. La teatralidad de losJugadores.

P. ¿Y qué dice de los entrenadores?

R. Son demasiado celosos de sus intereses.

P. ¿Hay bastantes libros sobre árbitros?

R. No.

P. ¿Qué lee usted?

R. Novelas; ahora estoy con El peso de la sombra, de Ángeles Caso.

P. A propósito, ¿haría a Cela doctor honoris causa de un campo de fútbol?

R. No.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de mayo de 1995

Más información

  • Luz de GasAntonio Martín Navarrete, árbitro