Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MOTOCICLISMO

Puigo y Crivillé entran en tiempo de podio en Jerez

El circuito de Jerez abrió ayer la puerta de Europa al campeonato del mundo de motociclismo. Allí se disputaron los primeros entrenamientos para el Gran Premio de España más esperado de los últimos años. Y es que tras los grandes premios de Australia, Malaisia y Japón, los pilotos españoles buscan el calor de su numeroso público para continuar la buena racha de resultados de las dos primeras carreras, que se interrumpió en la última cita bajo la lluvia japonesa.

Por lo visto ayer en los primeros entrenamientos en la pista andaluza, son varios los pilotos locales que aspiran a ser héroes en la jornada de mañana. Así que los 150.000 espectadores que se esperan a lo largo del fin de semana pueden tener motivos para la celebración. Huelen claramente a podio Alberto Puig (Honda) y Álex Crivillé (Honda) en la categoría reina, así como Emili Alzamora (Honda) en 125cc. Y también acreditan una candidatura al cajón, aunque no brillaran en los ensayos de ayer, Jorge Martínez Aspar (Yamaha) y Herri Torrontegui (Honda), ambos en la más pequeña de las cilindradas.

El mejor resultado correspondió a Puig, que marcó el tercer mejor tiempo en 500cc. Sólo le superaron el gran dominador de la categoría, el australiano Mick Doohan (Honda) y el italiano Luca Cadalora. Puig, sin embargo, no logré acercarse a los cronos que obtuvo en esta pista durante los entrenamientos de pretemporada. Esa fue, en cualquier caso, la tónica general, pues el fuerte viento impidió que los pilotos rodaran en tiempos de récord.

Crivillé, el español mejor clasificado en el Mundial -cuarto en 500cc tras pisar el cajón en Australia y Malaisia-, logró un puesto en la segunda fila de la parrilla provisional. Aunque sólo fue el octavo más rápido, su tiempo le sitúa inmerso en un grupo numeroso de pilotos separados por escasas centésimas. En realidad, sólo Doohan, una vez más dominador, fue capaz de establecer una diferencia importante sobre el resto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de mayo de 1995