Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar: "ETA no conseguirá doblegarnos"

Décimas de segundo y 500 kilos de blindaje le salvaron la vida

ETA llevó a cabo ayer su desafío más grave al Estado democrático al intentar asesinar al p residente del Partido Popular, José María Aznar. El líder de la oposición salió ileso de un atentado con coche bomba perpetrado por la banda terrorista, a las 8.05, en una calle muy próxima, a su domicilio. Cuarenta kilos de explosivos y otros tantos de metralla fueron lanzados contra el automóvil blindado que conducía a Aznar desde su casa hasta la sede nacional de su partido. El presidente del Partido Popular sólo sufrió un rasguño, pero la violencia de la explosión fue tal que otras 19 personas resultaron heridas; una mujer de 73 años se debatía anoche entre la vicia y la muerte en un centro hospitalario de Madrid tras ser aplastada por los cascotes de su vivienda. "Si los terroristas creían que iban a doblegamos y hacemos cambiar nuestra línea, política, se han equivocado", declaró anoche Aznar, desde la clínica Ruber, de Madrid, a EL PAÍS.

Fueron apenas unas décimas de segundo -un ligerísimo error de cálculo de los terroristas-_y el potente blindaje de su automóvil, unos 500 kilos de chapas, los que salvaron la vida al hombre que en estos momentos se constituye como alternativa a la presidencia del Gobierno. El coche quedó destrozado. Aznar y sus escoltas salieron por su propio pie del automóvil, y el líder de la oposición fue trasladado a una clínica de Madrid Para someterse a un reconocimiento exhaustivo. Los terroristas provocaron la explosión por un procedimiento, un cable conectado a la carga explosiva, que no utilizaban desde que en diciembre de 1973 asesinaron al entonces presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco."Estoy bien, estoy bien. ¿Cómo están los míos?", fueron las primeras palabras que el presidente del PP dijo a los médicos que le atendieron. Un total de 37 edificios y 20 vehículos resultaron afectados.

El presidente del PP, que en principio tenía previsto reintegrarse a sus actividades tras una revisión médica rutinaria -entre otras actividades, -tenía prevista para ayer una audiencia con el Rey-, fue obligado por los médicos a permanecer 24 horas en observación, al detectarle una arritmia cardiaca y no podrá volver hasta esta mañana a su despacho. En la clínica, Aznar recibió la llamada de los Reyes y del presidente del Gobierno, Felipe González, consternados por un atentado que estremeció a partidos, sindicatos e instituciones por su gravedad política. Herri Batasuna hizo su tétrico análisis del atentado: "ETA pretende abrir canales democráticos" con hechos como el de ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de abril de 1995

Más información

  • Los terroristas desafían a la democracia con un coche bomba contra el líder de la oposición