Newt Gingrich llama a los empresarios a boicotear a la prensa liberal de EE UU

Newt Gingrich, presidente de la Cámara de Representantes de EE UU, cree que el "enemigo mortal" de la revolución conservadora que propugna el Partido Republicano es "la prensa de referencia, que cuenta con socialistas infiltrados en sus consejos editoriales". Gingrich, amante de la polémica, ha tocado en esta ocasión un terreno delicado, porque después de la anterior afirmación sugirió, en una cena con hombres de negocios y congresistas, que las empresas deberían tenerlo en cuenta a la hora de sus inversiones publicitarias en los medios.

Newt Gingrich pronunció estas palabras el lunes por la noche en una cena con la Sociedad John Quincy Adams, dedicada a facilitar los contactos entre congresistas republicanos y empresarios, y las confirmó posteriormente en varios medios de comunicación. The Washington Post le preguntó si de sus afirmaciones se podía deducir un llamamiento para que los empresarios boicoteen a ciertos medios: "Me he limitado a explicar que los empresarios que anuncian sus productos deberían dirigirse a los dueños de los periódicos para decirles que no les gustan los comentarios editoriales que no respaldan al capitalismo".En la cadena de televisión Fox, ayer por la mañana, el presidente de la Cámara de Representantes abundó en la misma idea que expuso ante unos 200 comensales en la cena celebrada en el Capitol Hill Club: "Creo que en una sociedad libre es perfectamente válido que la gente quiera asegurarse la legitimidad. de su dinero y del impacto de su mensaje. No veo por qué la prensa tiene que ser la única institución que no puede ser criticada ni discutida".

Newt Gingrich señaló que los empresarios tienen que encontrar "métodos alternativos para hacer llegar su mensaje" y reiteró su opinión sobre la libertad para criticar a los medios: "Hasta tal punto yo creo en los medios de comunicación que estoy convencido de que es tan justo que yo les critique a ellos como que ellos me critiquen a mí".

El presidente de la Cámara define como "socialista", según su portavoz, "a alguien que cree que subir y bajar los impuestos no tiene efectos sobre la economía". "Si uno cree en el libre mercado y un editorial de un periódico habla en contra, no tiene la obligación de insertar su publicidad en ese medio".

Gingrich, que en repetidas ocasiones ha acusado a la Casa Blanca y a la prensa de ser reductos de izquierdistas", puso en la Fox un ejemplo de lo que consideró como manipulación informativa -"vean éste titular: 'Los republicanos ponen fin al programa de almuerzos escolares': es simplemente falso"- y aseguró que disponía de una colección de comentarios editoriales "que solamente tendrían sentido si la gente creyera que el aparato del Estado es bueno y el mercado libre es malo".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS