La UEFA discute con los clubes la posible creación de una superliga europea

Los 24 clubes supervivientes en los torneos europeos han sido convocados hoy la UEFA a una reunión en Ginebra, en una iniciativa sin precedentes por parte de Lennart Johansson, presidente de este organismo. Johansson describe el encuentro como una mesa redonda para el intercambio de ideas, aunque como telón de fondo nadie duda de que se discutirá el tan manoseado proyecto de una superliga europea.

Los 24 equipos sólo representan 11 de las 49 federaciones afiliadas a la UEFA y, aunque estarán las más potentes de la Europa occidental, no habrá ningún portavoz del antiguo bloque comunista.Los representantes españoles serán Alfonso Solans y Javier Paricio del Zaragoza, acompañados por Amador Bernabeu y Ricard Maxenchs, los dos especialistas en relaciones externas del Barcelona.

"La idea" afirma Johansson, "es revisar estructuras contando con las opiniones de los clubes más potentes de Europa. Mi intención es descubrir un poco cómo sopla el viento. Quiero saber lo que se puede hacer para mejorar la cooperación entre los clubes y la UEFA. Por eso en el orden del día se encuentran temas muy diversos".

Johansson, que vio frenado por el Comité Ejecutivo de la propia UEFA su proyecto de fusionar la Copa de Europa y la Copa de la UEFA, no niega que si los clubes quieren discutir nuevas fórmulas para los tres torneos europeos, no se opondrá.

Pero los temas prioritarios, insiste el presidente de la UEFA, son el nivel de aceptación del actual sistema de coeficientes, las posibles mejoras en aspectos de comercialización y una investigación de la relación triangular entre clubes, UEFA y los medios de comunicación.

'Muerte súbita'

También se tocarán asuntos puntuales, como la introducción de la muerte súbita para decidir las eliminatorias empatadas al término de los 90 minutos y evitar las posibles tandas de penaltis, tan unánimemente criticadas tras la final del Mundial de Estados Unidos entre las selecciones de Brasil e Italia.Otro de los temas sobre la mesa será la viabilidad de introducir una eliminatoria adicional en la Recopa que actualmente se queda corta de calendario. Es el único torneo que descansa desde primeros de noviembre hasta primeros de marzo.

Los representantes italianos en la Copa de la UEFA aprovecharán la sesión de hoy -reservada para ellos y los cuartofinalistas en la Recopa- para quejarse de la obligación de disputar sus partidos en martes.

Puesto que la federación italiana sólo permite en situaciones excepcionales el adelanto de los encuentros de la Serie A hasta el sábado, significa disputar dos partidos en tres días. -

No obstante, la presencia de tres equipos italianos -Parma, Lazio y Juventus- en los cuartos de final parece sugerir que las facultades físicas de los jugadores italianos no quedan excesivamente mermadas con el sistema actual de competición europea.

Mañana, cuando se reanude la reunión, entrarán en escena los representantes de los cuarto finalistas en la Liga de Campeones para ventilar sus opiniones sobre la primera campaña llevada a cabo bajo la nueva receta y comentar los problemas surgidos a raíz de la demanda interpuesta por una agencia suiza que reclamaba sus derechos sobre la comercialización del equipo rumano del Steaua Bucarest, un conjunto ex campeón de Europa.

No habrá ninguna resolución vinculante a raíz de unas reuniones que le servirán al presidente de la UEFA para tomar la temperatura de la aguas europeas. La respuesta de los clubes y su capacidad para presionar conjuntamente en una misma dirección e una incógnita. Los interese son muy diversos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción