Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'perreros' de Miraflores ahuyentan los malos espíritus

Miraflores de la Sierra

Mañana, día de San Blas, en Miraflores de la Sierra,(2,900 habitantes) serán protagonistas todos rid los vecinos que acudan a la romería campestre en honor del santo. Como es costumbre, no faltarán los jóvenes ataviados con trajes típicos de la sierra madrileña, jinetes en sus caballos ni los escandalosos perreros encargados dé ahuyentar los malos espíritus y aportar colorido y ruido a este festejo.Los abuelos volverán a contar su leyenda, que se remonta a la invasión napoleónica. Según ésta, los lugareños consiguieron alejar a los franceses gracias al escándalo producido por unos cencerros como los que ahora cuelgan de su espalda los perreros. Los franceses, siempre actores ignorantes en las leyendas semanas, huyeron a pesar de que fuerzas supranaturales convocadas por los espíritus malignos descendían de la montaña.

Uniformes

Los perreros -llamados así por su similitud con el uniforme de perrero real de aquellos tiempos- lucen grandes sombreros de copa engalanados con las joyas que supuestamente abandonaron los franceses en su huida, traje blanco, grandes cencerros en la cintura y escopeta al hombro.

Tras la sobremesa de un almuerzo que consiste en caldereta de patatas con bacalao, los mozos podrán correr una vaquilla en la plaza de toros y los más pequeños rehuir los embistes de una vaquilla de madera en la plaza del pueblo, antes que la maten los perreros.

Hoy también se celebra en Miraflores la llamada fiesta de la rosca, organizada para incentivar la participación de los niños en juegos y actos deportivos sin competitividad. En esta fiesta, los ganadores reciben un roscón y todos los participantes una rosca. El obsequio de este alimento se debe a que es un bocado de la gastronomía regional de consumo tradicional en estas fechas en la sierra .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de febrero de 1995